20 de mayo de 2019
21 de noviembre de 2010

Unas 20.000 personas visitan la selección de películas e instalaciones que John Bock llevó al CAC

Unas 20.000 personas visitan la selección de películas e instalaciones que John Bock llevó al CAC
MG

MÁLAGA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un total 19.447 personas han asistido a la primera exposición individual del artista alemán John Bock en España que acogió el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) Málaga desde el 24 de septiembre y hasta el pasado 14 de noviembre.

Según han asegurado desde este espacio cultural a Europa Press, en esta exposición se mostraron una selección de películas y videoinstalaciones, algunas de las cuales se han producido específicamente para el Espacio 2 del CAC Málaga.

En concreto, el artista alemán presentó un "ambicioso proyecto" que reunió tres videoinstalaciones y tres películas y en las que desplegó su amplio repertorio creativo cargado de guiños al expresionismo alemán y al teatro del absurdo.

La muestra transmitió el espíritu "poco convencional, incluso caótico", de este creador considerado como "uno de los más influyentes de una generación", entre los que también se encuentran otros coetáneos como Jonathan Meese o Matthias Weischer, quienes ya han expuesto en el CAC Málaga con anterioridad.

El trabajo de Bock destaca por su naturaleza teatral y de performance, donde nada es lo que parece y donde el carácter personal que le imprime hace difícil que pueda clasificarse en alguna disciplina concreta.

Asimismo, en el trabajo de este artista se aprecian influencias del accionismo vienés, del arte de vanguardia del siglo XX, de artistas como Paul McCarthy o filósofos como Nietzsche. No obstante, el universo artístico del creador "es tan personal y cambia de manera tan vertiginosa que el espectador puede verse inmerso en una auténtica vorágine que oscila entre la admiración y la curiosidad hasta la confusión y el desafío a la lógica".

VIDEOS

El director del CAC Málaga, Fernando Francés, aseguró en la rueda de prensa de presentación de la exposición que John Bock "alterna a partes iguales performance, video o instalación con herencias del happening, el body art y la escultura", además de que "en los últimos años, se ha concentrado en el cine experimental, con el que caricaturiza géneros cinematográficos como los dramas costumbristas, las películas violentas o las de Hollywood".

"Con estos films, Bock no sólo demuestra que es un extraordinario 'performer' sino también un gran director de cine en ciernes. Su peculiar estilo concilia las influencias de Beuys, Tony Oursler, Mike Kelley o McCarthy, entre otros, demostrando una innata vocación por lo grotesco y estrafalario", aseguró.

En la actualidad, las películas de Bock (Gribbohm, Alemania, 1965) son más narrativas, de mayor duración, con una cuidada localización e, incluso, con actores profesionales, lo que defiere de las que realizaba en sus inicios, las cuales se caracterizaban por los cortes bruscos y las secuencias rápidas.

'Im Schatten der Made' (2010) tiene como núcleo narrativo un tema tan universal como el amor pero con el trasfondo de la robótica y las nuevas tecnologías que dominan el mundo actual. En ella, un hombre artificial tiene sentimientos de un ser humano hacia una mujer. Por otra parte, 'Die Büchse' (2008), producida por ARKO, Artist Council of Korea, es una las películas más claustrofóbicas y en 'Zezziminnegesang' (2006) el protagonista padece síndrome de Diógenes.

Junto a estos tres títulos, tres videoinstalaciones completan Nöle: Seewolf, 2010, Bubble pi egg, 2010 y Pest Kop, 2005. Todo ello quedó distribuido en el Espacio 2 del CAC Málaga como zonas individuales y una luz tenue que asemejaban una sala de cine y que invitaban a la contemplación.

John Bock recibió en 2008 el premio Arken, en reconocimiento a su contribución al desarrollo del arte contemporáneo en la escena internacional, así como por el carácter experimental e innovador de sus obras. En 2009 el premio recayó en Olafur Eliasson.