21 de marzo de 2019
30 de abril de 2010

El 67,56 por ciento de los Bienes de Interés Cultural presentan graffitis en sus fachadas

GRANADA, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El 67,56 por ciento de los Bienes de Interés Cultural (BIC) de Granada presentan graffitis en sus muros y fachadas, mientras que sólo el 22,9 por ciento no ha sufrido las pintadas en los últimos años, según el informe elaborado por la Unidad de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Fiscalía Superior.

Del total de pintadas detectadas, en 50 BIC de la ciudad, en 24 de los casos éstas presentan un "impacto visual", lo que se traduce en un porcentaje del 32,4 por ciento. No obstante, la Policía sólo recibió tres denuncias en el periodo entre 2007-2010, un 4,05 por ciento, por lo que se cree "necesario" que los titulares de los BIC afectados alerten de las pintadas para poder dar mejor respuesta a estos hechos delictivos.

Además es "indispensable" aumentar la coordinación entre los titulares y las instituciones encargadas de la persecución de este tipo de delincuencia, señala la Unidad en un comunicado. Los daños que causan los graffitis en los BIC "son muy elevados" desde el punto de vista económico, si bien es difícil fijar los gastos por no existir documental que los acredite.

El informe elaborado por la Unidad de Policía Judicial consta de más de 50 páginas escritas y un soporte electrónico casi 3.000 fotografías y decenas de tablas de registro. El objetivo de esta investigación ha sido "concretar el estado en el que se encuentran los BIC que existen en el casco de la ciudad de Granada, en relación con grafitos o cualquier otro tipo de agresión", así como comprobar "las denuncias formuladas por los interesados" y efectuar "una valoración de los daños", todo ello ceñido al período 2007-2010.

Durante tres meses, agentes de la Unidad han visitado todos los BIC catalogados en el casco urbano de Granada y han tomado contacto con los responsables. Durante la investigación se han elaborado un archivo fotográfico de más de 2.500 fotografías, con estadísticas y registros, para facilitar el seguimiento de la evolución de los grafitos en el periodo analizado.

El pasado 15 de enero, en la sede de la Fiscalía Superior de Andalucía, tuvo lugar una reunión en la que participaron la fiscal delegada de Urbanismo, Medio Ambiente y Patrimonio Histórico de la Fiscalía de Granada, representantes de Fiscalía Superior, de la Unidad de Policía Judicial adscrita al Fiscal Superior, de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana y de Patrimonio Histórico, pertenecientes al Cuerpo Nacional de Policía, así como representantes de la Delegación provincial de la Consejería de Cultura en Granada, de la Comandancia y del Seprona, por parte de la Guardia Civil y de la Policía Local de Granada.

En el encuentro se acordó que, bajo la coordinación del jefe de la Unidad de la Policía Judicial adscrita al fiscal superior, era "necesaria la elaboración con carácter de urgencia de un informe sobre el estado actual de los BIC en el casco de la ciudad de Granada, así como la creación de una base de datos, con la finalidad de identificar a los autores de los grafitos".

Del mismo modo, se acordó que "todas las diligencias practicadas para hechos constitutivos de infracción penal sobre inmuebles que se deriven de grafitos" debían ser remitidas a la Sección de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico de la Fiscalía Provincial de Granada. Para la evaluación de los daños efectuados en los BIC, los responsables de Cultura ofrecerían su peritaje.

Así, se establecía un protocolo de actuación para controlar la incidencia de grafitos en Bienes de Interés Cultural, que establece parámetros de colaboración entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad , con los responsables de las autoridades públicas y judiciales.

La reunión se realizó a consecuencia del decreto dictado por la Fiscalía Superior de Andalucía con fecha de 26 de Diciembre de 2009, en el que se pedía la máxima cooperación por parte de instituciones y organismos oficiales en la lucha contra las agresiones que sufren los Bienes de Interés Cultural y su consecuente daño al Patrimonio Histórico. La Fiscalía Superior mantiene abiertas diligencias informativas con el objetivo de coordinar las actuaciones policiales y fiscales en este tipo de delitos. Además, se ha elaborado un informe jurídico exhaustivo que analiza la situación actual de los grafitos y que se publicará en la Memoria Anual de 2009 de la Fiscalía Superior Andaluza.