4 de agosto de 2020
22 de julio de 2010

Ayuntamiento no contempla que Torre Pelli pueda entrar en la lista de patrimonio en peligro de Unesco

Ayuntamiento no contempla que Torre Pelli pueda entrar en la lista de patrimonio en peligro de Unesco
EP

SEVILLA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sevilla no contempla "la posibilidad" de que los monumentos Patrimonio de la Humanidad de la Unesco de la capital andaluza --el Archivo de Indias, la Catedral y el Alcázar-- puedan entrar a formar parte de la lista de patrimonio en peligro por el impacto de la Torre Pelli sobre los mismos, una decisión que, según Icomos, la Unesco puede tomar en la reunión del Comité de Patrimonio Mundial que tendrá lugar en Brasilia del 25 de julio al 5 de agosto.

Así lo expresó la delegada de Presidencia y Cultura, Maribel Montaño, en una entrevista a Europa Press en la que afirmó que "desde el Consistorio se tiene la esperanza en la sensatez de la Unesco para no dictaminar algo así, porque no hay razones para ello". "La Unesco decidirá en base a la legalidad, a la oportunidad y al interés de la ciudad de Sevilla", agregó.

En este sentido, y para apoyar su argumentación, Montaño explicó que "Torre Pelli tendría en su conformación actual de unos diez a 12 metros más que el vástago del Puente del Alamillo que nadie ha puesto en cuestión, sino todo lo contrario, está considera una obra de ingeniería arquitectónica". Además, manifestó, "el vástago estaría a una distancia a los monumentos Patrimonio de la Humanidad bastante similar a la distancia a la que va a estar la Torre Cajasol".

Además, prosiguió Montaño, "no olvidemos que la protección legal para que visualmente no haya problemas de entorno en los bienes de interés cultural en la legislación española y andaluza habla de 50 metros desde el entorno de protección para que no haya nada que impida la visión del bien", y, enfatizó, "estamos a más de kilómetro y medio de la Torre".

A juicio de la delegada, la Torre Pelli, y "esto no lo ponen en duda ni siquiera los detractores, discuten que entre dentro de la legalidad tanto urbanística como patrimonial, razones de mucho peso desde nuestro punto de vista". Pero, según Montaño, existe una tercera razón y "es que su propia construcción generará una serie de puestos de trabajo, que se han cifrado ya en casi tres mil, y de los cuales la ciudad de Sevilla está muy necesitada".

Por último, la delegada de Cultura aludió a la posibilidad de que pudiera ocurrir que la Unesco "indicara alguna reforma del proyecto en cuanto a la altura, para que todos nos quedáramos tranquilos". En este sentido, añadió que si hace ese tipo de indicaciones, "por parte de Cajasol, promotora del proyecto, nos consta que estaría dispuesta a valorarla y, sin ninguna duda, por parte del Ayuntamiento también"