21 de octubre de 2019
14 de noviembre de 2014

La comedia de capa y espada de Calderón de la Barca llega este sábado al Gran Teatro

La comedia de capa y espada de Calderón de la Barca llega este sábado al Gran Teatro
EUROPA PRESS/IMAE

CÓRDOBA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Todas las peripecias y enredos propios de la comedia de capa y espada podrán verse este sábado en el Gran Teatro de Córdoba, a las 20,30 horas, que acoge uno de los títulos más famosos de este género escrito por Calderón de la Barca: 'La dama duende'.

El montaje, estrenado el pasado año en el Festival de Teatro Clásico de Alcalá de Henares (Madrid), es el último que dirigió el recientemente desaparecido Miguel Narros, una gran figura de la escena española para quien los textos del gran autor barroco ocuparon un lugar destacado en su quehacer artístico.

Según informa el Instituto Municipal de las Artes Escénicas (IMAE), la versión que podrá verse en Córdoba está firmada por Pedro Víllora y representada, en sus papeles protagonistas por Diana Palazón y Chema León. Para el adaptador, "es mucho más que un enredo revestido de lances caballerescos, peleas y duelos".

"Es --añade Víllora-- la historia de un engaño de consecuencias amorosas pero, de la misma manera que su casi coétanea La vida es sueño es una reflexión en torno al libre albedrío, La dama duende es una indagación a propósito del azar". El reparto de la obra lo completan Emilio Gómez, Raúl Tejón, Asunción Díaz, Antonio Escribano, Alba Alonso, Paloma Montero y Diego Toucedo.

Se trata de una de las comedias de capa y espada más famosas de Calderón de la Barca. Escrita en 1629, cuenta la historia de doña Ángela, una joven viuda que desea conquistar a don Manuel, el íntimo amigo de uno de sus hermanos, don Juan. Pero para cumplir su objetivo, la mujer primero deberá librarse de la vigilancia de éstos, que, celosos y posesivos, dificultarán su empeño.

Ansiosa por tener libertad y acercarse al hombre que le robó el corazón, doña Ángela, pone en marcha un ingenioso plan a través del cual logra, como por arte de magia, comunicarse con la habitación donde se aloja don Manuel. A partir de entonces, ayudada por su criada Isabel comienza a vincularse de manera misteriosa con el recién llegado quien, al igual que su criado Cosme, no dejará de sorprenderse por las actitudes de esta dama duende.

Como en sus mejores textos, explica Víllora, Calderón engarza en esta obra multitud de argumentos aún vigentes: desde la decisión de la joven viuda de escapar a las obligaciones de su estado para frecuentar la compañía de los hombres, al ánimo corrupto del criado Cosme, que lo lleva a cometer pequeños latrocinios.

Este mundo de moral dudosa y libertaria se enfrenta a la cómica rigidez del tercer hermano, don Luis, guardián del decoro y la corrección, y eternamente frustrado en sus deseos vitales y amorosos. En el devenir de la trama, destaca el adaptador del texto, Calderón "permite que sus personajes crean que uno construye su propia suerte, pero poco a poco el azar va manifestando su fortaleza y los acontecimientos se vuelven contra sus protagonistas, revelando la naturaleza del engaño".