20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 10 de julio de 2014

    Cultura.-UNIA.- La directora artística del Thyssen en Málaga señala que Regoyos fue "pionero" en impresionismo en España

    MÁLAGA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

    "La obra de Darío de Regoyos hizo que en España se abriera con más fortaleza un debate sobre la modernidad que ya existía de alguna manera en el país, siendo pionero", según ha manifestado la directora artística del Museo Carmen Thyssen de Málaga, Lourdes Moreno.

    En declaraciones a Europa Press, Moreno, que también dirige el curso de verano 'La aventura impresionista' organizado por la UNIA en colaboración con el museo, ha explicado que pretende "dar a conocer la figura de Regoyos a través de la exposición temporal del artista que estará en el museo hasta octubre".

    "Fue un personaje singular, así como también lo fue su obra que permaneció aislada en cierta forma", ha puntualizado Moreno, que asegura que Regoyos también fue pionero no sólo en introducir corrientes modernistas y los preceptos del impresionismo en España sino también "en concebir esa España negra de la generación del 98 que lo respetó mucho por ello".

    A pesar del aislamiento de su obra en un país donde predominaba el clacisismo, Regoyos "tuvo buenas relaciones con el País Vasco y Barcelona, los dos focos más avanzados de la modernidad del país", según ha declarado la directora.

    "Su reconocimiento se diluyó con el tiempo, pese a ser tan importante, ya que introdujo los preceptos del impresionismo en una España en la que no se sabía muy bien lo que era, y él era el único conocedor real", ha enfatizado.

    EL IMPRESIONISMO EN ESPAÑA Y REGOYOS

    Sin embargo, "no fue un impresionista ortodoxo" ni tampoco "tratadista" y Moreno ha señalado en referencia al impresionismo en España que los artistas españoles "partían de puntos diferentes a Regoyos, en cuanto a que él toma sus referencias del campo europeo, y los españoles se referenciaban generalmente en Velázquez".

    El papel del artista como luchador del arte ha quedado marcado en diversas declaraciones en las que se definía como "amante de la libertad, la paleta y la guitarra", según ha explicado Moreno. "Fue un gran luchador en soledad, tuvo buenas relaciones con el País Vasco y Barcelona pero era un impresionista en una causistíca especial que buscaba la luz del norte como inspiración", ha comentado.

    En el curso 'La aventura del impresionismo' organizado por la UNIA en colaboración con el Museo Carmen Thyssen de Málaga, se desarrollarán estas cuestiones y el papel fundamental de Regoyos en la introducción de perceptos modernistas e impresionitas en su país, así como sus relaciones con el País Vasco, su relación con el japonismo o su obra desde una perspectiva diferenciada en conceptos de luminosismo, sacando a la palestra artistas como Sorolla, Velázquez o Fortuny.