16 de octubre de 2019
10 de julio de 2014

Localizados unos colmillos de mamut en los yacimiento de Orce (Granada)

Localizados unos colmillos de mamut en los yacimiento de Orce (Granada)
EUROPA PRESS/JUNTA

ORCE (GRANADA), 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, ha destacado este jueves la aparición de unos fragmentos de colmillos de mamut como uno de los "importantes hallazgos" en los yacimientos de Orce (Granada), que son, según ha dicho, los que tienen "más información registrada" para el conocimiento del comportamiento de nuestros antepasados en Europa en cronologías anteriores a un millón de años.

Durante su visita a la zona, ha indicado que los trabajos que se desarrollan en Orce han desvelado que el yacimiento de Fuente Nueva 3 se trata de "un verdadero cementerio de elefantes", un lugar donde estos animales de hasta 12 ó 14 toneladas, morían y con el tiempo quedaban enterrados.

Se trata de una de las conclusiones a las que ha llegado el grupo de investigadores que está realizando la quinta campaña consecutiva de excavaciones en los yacimientos de esta localidad granadina desde el 16 de junio.

El trabajo, incluido en el proyecto 'Primeras ocupaciones humanas en el Pleistoceno Inferior de la Cuenca Guadix-Baza, Orce (Granada)', está dirigido y coordinado por Robert Sala Ramos, profesor titular de Prehistoria de la Universitat Rovira y Virgili e investigador del Institut de Paleoecologia Humana i Evolució Social de Tarragona (iphes) y Bienvenido Martínez Navarro, investigador del Icrea-Iphes.

Luciano Alonso ha hecho hincapié en que estos avances científicos "están dando a Orce la dimensión internacional que su riqueza patrimonial se merece". En este sentido ha informado de que, en esta línea de difusión, está prevista para el próximo mes de septiembre una sesión específica sobre este yacimiento en el Congreso de la Unión Internacional de Ciencias Prehistóricas y Protohistóricas que tendrá lugar en Burgos.

Además está programada una visita a la zona arqueológica de los investigadores y especialistas que van a participar en las jornadas. Esto se suma a otras actuaciones de socialización del patrimonio ya iniciadas en la anterior campaña. Así los sábados habrá jornadas de puertas abiertas de los yacimientos que están siendo excavados para que el público pueda ver el desarrollo de los trabajos in situ.

QUINTA CAMPAÑA

La quinta campaña consecutiva de excavaciones e investigación en los yacimientos prehistóricos de Orce (Granada) comenzó el pasado el 16 de junio; desde esa fecha hasta el 6 de julio los trabajos se centraron en las zonas de Fuente Nueva 3 y Barranco León, mientras que desde el pasado 8 de julio y hasta el 3 de agosto estarán localizados en Venta Micena.

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte ha destinado a esta campaña 92.848,48 euros de los 314.189,81 previstos para el Proyecto General de Investigación. Además de excavaciones, esta temporada están previstos estudios y muestreos de otras zonas.

En las prospecciones y análisis de resultados participan unos 15 investigadores y unos 70 estudiantes de universidades andaluzas y de otras comunidades. Bajo la dirección de Robert Sala y Bienvenido Martínez Navarro, el equipo está integrado por especialistas en arqueología, la paleoecología, la palentología, la paleoantropología, la geología, la restauración o la didáctica, y procedentes de instituciones diversas como el IPHES), las universidades de Granada y Málaga, la Universidad Rovira i Virgili, la Universidad de Alcalá de Henares-Instituto Carlos III, el Museo de Granada, el Museo Municipal de Orce o el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CNIEH).

La Zona Arqueológica de la Cuenca de Orce (ubicada geográficamente dentro de la Cuenca Guadix-Baza) fue declarada BIC por el Decreto 335/2012 de 17 de julio, y sin lugar a dudas puede considerarse actualmente uno de los más importantes enclaves geológicos y arqueo-paleontológicos a nivel mundial.

Su importancia radica, entre otros factores, en la posibilidad de aproximarnos a la reconstrucción paleoecológica de los primeros hábitats humanos del continente europeo, así como al estudio de la evolución de la fauna y flora del pleistoceno inferior y su interacción con las comunidades humanas más antiguas. Tanto por la variedad como por la densidad de vestigios paleontológicos se puede considerar esta unidad como uno de los puntos de Europa mejor conservados para este marco temporal.

TRABAJOS CIENTÍFICOS

En lo puramente científico las metas son el conocimiento de las características básicas de las primeras ocupaciones humanas en la Cuenca Guadix-Baza, el establecimiento y periodización de sus fases, el estudio de los factores que pudieron intervenir en su evolución y el medio paleoecológico y paleográfico en el que se desarrolló; también se analiza su relación con el marco regional europeo, y se promueve la difusión y puesta en valor de este conjunto tan destacado.

El balance de este proyecto es altamente satisfactorio: se han datado los yacimientos de Barranco León y Fuente Nueva 3 en torno a 1,4 millones de años. Se han publicado numerosos artículos científicos sobre asuntos como el registro fósil de Homo de Fuente Nueva-3 --que supone la presencia de homínino más antigua en la península Ibérica--, sobre la fauna documentada en los yacimientos de Orce, las relaciones de competencia entre humanos y otros mamíferos en este entorno y otros.

Por su parte, el yacimiento de Fuente Nueva 3 es el que se está revelando como fundamental, dada la importante colección de restos de fauna asociada a la presencia humana. Se ha descubierto la presencia de 9 individuos de elefantes fósiles --de la especie 'Mammuthus meridionalis'-- en 50 metros cuadrados de excavación, además de otros megaherbívoros como hipopótamos, rinocerontes, ciervos gigantes, bisontes o caballos, Además se ha encontrado una amplia colección de útiles tallados para su uso como cuchillos, así como las evidencias de la presencia de grandes carnívoros

Por otro lado, es muy significativa la presencia de las dos defensas de un mamut (con 32 centímetros de diámetro y más de cuatro metros de longitud), correspondientes a un macho gigante, de más de 5 metros de altura y una masa superior a las 12 toneladas, más del doble que los elefantes africanos más grandes que existen hoy en día. Hay también restos correspondientes a varias hembras y a otros individuos infantiles y juveniles.