20 de mayo de 2019
  • Domingo, 19 de Mayo
  • 23 de diciembre de 2010

    Paulino Plata asiste este jueves al inicio de las obras de remodelación de 'El Cable Inglés'

    Paulino Plata asiste este jueves al inicio de las obras de remodelación de 'El Cable Inglés'
    EP/JUNTA DE ANDALUCÍA

    ALMERÍA, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Paulino Plata, preside este jueves el acto oficial de comienzo de obras de restauración del antiguo cargadero de mineral 'El Alquife', conocido popularmente como 'El Cable Inglés' de Almería, una actuación que llevará a cabo en una primera fase la empresa Jarquil en UTE con Construcciones Tejera e Ilidexsa, Ilicitana de Demoliciones y Excavaciones.

    En el acto se prevé dar comienzo a las obras de esta antigua construcción, que se erige como uno de los monumentos más representativos de la ciudad en el siglo XX. Así, tras la actuación, la infraestructura pasará de ser un medio de transporte, almacenaje y embarque del mineral a un gran centro de ocio y cultura en Almería, con salas de exposición, de descanso y de lectura, a la vez que será una forma ideal para interpretar y conservar el patrimonio histórico e industrial de la ciudad.

    Esta primera fase, según informa la concesionaria en una nota, se centra en el tratamiento de conservación y tiene un presupuesto previsto de 2,7 millones de euros, financiado al 50 por ciento entre el Ministerio de Fomento a través del 1 por ciento cultural, y la Junta de Andalucía. Se espera que esta fase concluya a primeros del año 2012.

    Los trabajos concretos se centrarán en la limpieza y en la consolidación de toda la estructura que conforma el cargadero de mineral, que a pesar del viento y el salitre se conserva en buen estado. Además, se repararán también elementos del muelle de carga, se reforzará la estructura existente y e revestirán los paramentos de las antiguas tolvas o depósitos de mineral.

    El autor del proyecto, Ramón de Torres, ha previsto, entre otras cosas, convertir todo el cargadero del mineral, desde la estación del ferrocarril hasta su entrada en el mar, en un paseo-mirador flotante, de un kilómetro de longitud aproximadamente y a 17 metros de altura, que permitirá una visión panorámica de la ciudad.