19 de mayo de 2019
  • Sábado, 18 de Mayo
  • 5 de agosto de 2010

    La quinta edición de 'La vaquera de la Finojosa' se representa desde este jueves en Hinojosa

    CÓRDOBA, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El teatro popular volverá a Hinojosa del Duque (Córdoba) con la quinta edición de 'La vaquera de la Finojosa', que se representa cada cuatro años en dicho municipio del Valle de los Pedroches y que, en esta ocasión, se pondrá en escena los días 5, 6, 7 y 8 de agosto en la Plaza de la Catedral.

    Esta representación tiene su origen en el año 1998, cuando Hinojosa quiso rendir homenaje al Marqués de Santillana, autor de la serranilla 'La vaquera de la Finojosa', en el sexto centenario de su nacimiento. La obra fue escrita para la ocasión por el dramaturgo cordobés Francisco Benítez a partir de tres serranillas y en verso rimado de arte menor, con abundancia de letrillas, canciones y bailes populares.

    A este respecto, el alcalde de Hinojosa, Matías González, ha informado de que en esta edición la escenificación vuelve a fundir dos libretos de autores andaluces, el del gaditano Luis de Eguilaz y el escrito expresamente por Francisco Benítez. La dirección correrá de nuevo a cargo de José Caballero Mansilla y la música, salvo tres canciones populares anónimas, es obra del cantautor y músico local Miguel Cerro, siendo interpretada por la rondalla hinojoseña.

    Por su parte, el delegado de Cultura de la Diputación de Córdoba, José Mariscal, destacó de la representación su carácter popular y la fusión de la historia del municipio con la literatura. "El pueblo entero --subrayó-- se convierte en actor para llevar a cabo cada cuatro años uno de los atractivos número uno de la provincia para el verano".

    La puesta en escena de este año introducirá una escenografía con tres alturas diferentes, cada una destinada a uno de los tres actos de la obra. Se aprovecha de este modo la espectacularidad y grandiosidad de la fachada principal de la Catedral de la Sierra.

    Participarán en la representación más de 250 actores y, para el diseño y confección del vestuario de los personajes se ha elegido al joven Francisco Tamaral, quien se ha basado para su confección en documentos pictóricos y escritos de la época. El presupuesto de la obra asciende a cerca de 160.000 euros, de los cuales 18.000 son aportados por la Diputación de Córdoba.