10 de abril de 2020
24 de marzo de 2014

Milagros Menjíbar lleva este martes 'Lunares de Almidón' al Central de Sevilla

Milagros Menjíbar lleva este martes 'Lunares de Almidón' al Central de Sevilla
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El espectáculo 'Lunares de Almidón', de la 'bailaora' Milagros Menjíbar, estará este martes 26 de marzo a las 21,00 horas en el Teatro Central de Sevilla, dentro del ciclo 'Flamenco Viene del Sur'.

   El programa para esta edición, que estará en Sevilla, Granada y Málaga, y concretamente en los Teatros Central, Alhambra y Cánovas, se ha seleccionado mediante una convocatoria pública del Instituto Andaluz del Flamenco en la que se recepcionaron 204 propuestas.

   'Lunares de Almidón' es un tributo a Milagros Menjíbar, la 'bailaora' que, como afirma la flamencóloga Eulalia Pablo Lozano, "ha revolucionado la bata de cola y que representa hoy todo lo que la tradición ha dado al baile de Sevilla". El espectáculo lleva al escenario del Central, además de a la propia Menjíbar, a las 'bailaoras' Maise Márquez y Luisa Palicio, los 'cantaores' Juan Reina, Manolo Sevilla, y Manuel Romero y Rafael Rodríguez a la guitarra.

   Cuenta la historia de una niña que tenía 'madera' de artista y por eso su madre la llevó a estudiar cante con Adelita Domingo. Pero la niña creció y fue percibiendo que el cante no era su guía, así que decidió pasarse al baile y fue la cerilla que prendió su llama artística.

   Milagros Menjíbar de la Cruz nació en el popular barrio de Triana. Empezó a estudiar cante con Adelita Domingo, aunque pronto descubrió en el baile su verdadera vocación. Fue forjando su personalidad artística en el elenco del 'tablao' El Patio Andaluz, donde compartió escenario con grandes figuras del cante, el baile y la guitarra.

   En 1974 decidió presentarse al Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, obteniendo el premio Encarnación López 'La Argentina'. A partir de entonces, conquistó a la afición de todo el mundo por su peculiar forma de entender el baile, dotándolo de una pura personalidad femenina. Invitada asidua de jurados en importantes concursos y certámenes flamencos, formó parte, como 'bailaora' solista, del espectáculo 'El flamenco es vida', de Calixto Sánchez y Cristina Heeren. Su baile, dotado de una gracia única y de gran expresividad, sigue fiel a la escuela sevillana, por lo cuidado de sus movimientos de brazos y manos, la pulcritud en sus desarrollos coreográficos y su dominio de la bata de cola.

   La que es considerada como una de las grandes intérpretes del baile pasado y actual, alterna en la actualidad su labor docente con intervenciones en importantes festivales flamencos y teatros de ámbito nacional e internacional.