18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 18 de abril de 2010

    Autoescuelas cifran la caída de las matriculaciones en el 70% y destacan la paralización de las clases prácticas

    Autoescuelas cifran la caída de las matriculaciones en el 70% y destacan la paralización de las clases prácticas
    EP

    HUELVA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Las autoescuelas onubenses redujeron en el pasado año el número de matriculaciones en un 70 por ciento respecto al año anterior y por el momento pese a que la llegada de la primavera era "un buen momento" para el negocio, debido a la actual crisis económica "no hay movimiento en el sector", lo que ha provocado además la reducción del número de clases prácticas preparatorias o incluso el retraso por parte del alumnado que ha pasado el examen teórico para comenzarlas.

    Así lo aseguró en declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas en Huelva, Andrés Castilla, quien destacó que las autoescuelas se encuentran "por debajo del costo", debido a la escasez de alumnos, ya que el cliente "no se anima ni con las ofertas y no entran ni a preguntar".

    De este modo, añadió que la actual crisis económica ha paralizado el acceso de alumnos con el examen teórico de conducir aprobado a presentarse al ejercicio práctico, e incluso "algunos llegan a la autoescuela justo antes de que se venza el plazo máximo de dos años".

    Asimismo, el representante del sector aclaró que la persona que consigue aprobar el teórico "tiene dos años para acceder al práctico" por lo que "muchos alumnos" se acogen a este apartado, a lo que añadió que la persona espera "una media mínima de dos o tres meses para comenzar las clases prácticas", aspecto que hace dos años "no se daba porque la gente quería sacarse el carnet cuanto antes y ahora esperan a recuperarse un poco económicamente".

    Castilla puntualizó que en el caso de los clases prácticas para el permiso B la media dada es de 25 ó 30 clases y antes de la crisis rondaban las 30 ó 35, aunque "todo depende del alumno y de su capacidad". Esta reducción también se ha producido para el permiso de conducir de vehículos profesionales para el cual ahora se dan unas ocho o diez clases y antes alcanzaban las 14.

    Remarcó que también hay que tener en cuenta que las pruebas en este último permiso se han reducido, pero incidió en que "el alumno esperaba antes a estar bien preparado pero ahora esas clases de repaso no se dan porque en muchos casos no se lo pueden permitir".

    En esta misma línea, Castilla hizo hincapié en que el sector atraviesa una situación "complicada" porque a los propietarios de las autoescuelas "les está costando el dinero mantener abierto el negocio" y lamentó "el escaso dinero que se paga ya por la matrícula, que en ocasiones ya se da gratis", a la par que recordó que "el profesor lo pone el centro de forma gratuita para el alumno", debido a que si esto no fuera así, "tendría que haber mucha gente en el aula para cubrir los gastos del profesor", apostilló.

    DESCENSO DEL 50% DEL PROFESORADO

    En cuanto a la reducción en el personal, el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas hizo hincapié en que el empresariado está "poniendo dinero" para intentar mantener las autoescuelas abiertas, así como para salvaguardar los máximos puestos de trabajo. No obstante, señaló que el profesorado ha descendido en un 50 ó 60 por ciento y "hay menos coches de autoescuelas funcionando por la poca cantidad de alumnos".

    Además, matizó que la media del precio de una clase práctica ronda en la provincia entre los 25 y los 27 euros y que el coste de una clase para la autoescuela supone entre unos 15 ó 20 euros, por lo que asumen "muchos riesgos --mantenimiento del vehículo, coste del combustible, salario del profesorado, seguro-- por pocos beneficios".

    Por último, Castilla confió en que "esto repunte un poco", porque por el momento, "las cuentas no salen y hay que asumir los mismos gastos como el mantenimiento de los vehículos, del personal", entre otros.