24 de octubre de 2020
12 de enero de 2020

CCOO Huelva alerta de "mala fe" de las empresas en la negociación del convenio colectivo de pompas fúnebres

HUELVA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

CCOO ha alertado este domingo de la "mala fe" de las empresas en la negociación del convenio colectivo de pompas fúnebres y tanatorios de la provincia, concretamente de Servisa (Ocaso) y Funespaña (Mapfre), que el jueves 9, "tras más de hora y media de retraso" en incorporarse a la reunión para cerrar el convenio, "manifestaron su intención de reabrir la negociación, negándose a poner encima de la mesa las nuevas cuestiones que pretendían renegociar".

Según señala el sindicato en una nota de prensa, el jueves, en la última sesión de la Comisión Negociadora del V Convenio de Pompas Fúnebres y Tanatorios de la Provincia de Huelva, las partes, tras negociar un único artículo sobre disponibilidad o servicios localizados, estaban comprometidas a suscribir finalmente el texto de ese nuevo convenio. No obstante, para sorpresa de CCOO, estas empresas manifestaron su intención de reabrir la negociación, negándose a poner encima de la mesa las nuevas cuestiones que pretendían renegociar, aduciendo a "problemas de comunicación interna en el banco empresarial" y solicitando, además, un par de semanas para remitir a la parte social un nuevo documento de propuestas.

Para CCOO, esta actitud ya evidenciaba que el compromiso de firmar el convenio ese día estaba "roto", y ello después de diez meses de negociación entre los representantes sindicales y la Asociación de Agencias Funerarias y Pompas Fúnebres de Huelva, integrada en la Federación Onubense de Empresarios (FOE).

El sindicato asegura que su primera intención era la de firmar el texto del convenio previamente pactado con la FOE, "a pesar de considerar lo inadmisible de la posición de las empresas". "En aras a poder cerrar la negociación, nos avinimos a conocer las nuevas propuestas que, tras mucha resistencia, concretaron cuestionando nada menos que 20 artículos ya cerrados", añade.

CCOO lamenta que el núcleo central de la negativa empresarial era el "complemento 'ad personam'", que garantiza a aquel personal cuyo salario esté por encima de lo pactado en convenio esa diferencia salarial. Según relata, las empresas, a pesar de tener ya acordado que tendría carácter no absorbible, pretendían que cualquier futura subida en convenio fuera menguando ese complemento, de manera que "se condenaría" a esos trabajadores a ver congelados sus salarios "durante no se sabe cuántos años".

Para el sindicato esa propuesta era inaceptable, ya que "dejaba en papel mojado" las subidas salariales ya acordadas gracias a las movilizaciones llevadas a cabo en junio del pasado año.

Finalmente, y aun mostrando los sindicatos su disposición a valorar muchas de las nuevas propuestas, pero manteniendo la garantía personal no absorbible como irrenunciable, se dio por concluida la reunión sin quedar emplazados a una nueva sesión de la comisión negociadora.

CCOO considera que ha habido "mala fe" por parte de esas empresas, con sede y asesores en y de Madrid, pues "mientras permitían la negociación con la FOE, mantenían posicionamientos contrarios a lo negociado y que ahora han puesto de manifiesto". "Han tirado así por la borda todo el trabajo y esfuerzo de más de diez meses de negociación fructífera, llevada a cabo entre los Sindicatos y la FOE, quedando ésta invalidada como interlocutora para la negociación colectiva en Huelva", lamenta.

El sindicato subraya que los trabajadores llevan ya "demasiado tiempo" esperando que se dignifiquen sus condiciones laborales, especialmente las salariales congeladas desde 2014, y "están siendo llevados a un callejón sin más salida que la movilización".

CCOO, al tiempo que está valorando las próximas acciones a realizar, hace un llamamiento a la FOE para que asuma su responsabilidad como interlocutor válido en la provincia y respete los compromisos adquiridos con los sindicatos.

Para leer más