21 de mayo de 2019
  • Lunes, 20 de Mayo
  • 21 de junio de 2014

    La Empresa Municipal de la Vivienda precisa de una modificación presupuestaria de un millón antes de disolverse

    HUELVA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Empresa Municipal de la Vivienda y concejal de Empleo, Juan Carlos Adame, ha solicitado por escrito al teniente alcalde de Economía, Hacienda y Régimen Interior del Consistorio, Saúl Fernández, una modificación presupuestaria de un millón de euros ante "la situación legal de insolvencia" de la Empresa Municipal de la Vivienda, a lo que desde el departamento de Fernández han respondido que se van a iniciar los trámites para ello.

    Según reza en el escrito de Adame, al que ha tenido acceso Europa Press, la empresa se encuentra en "una situación legal de insolvencia", que pone "en grave riesgo la continuidad" de la misma.

    Por ello, solicita una modificación presupuestaria en el presupuesto municipal de 2014, en el Capítulo Transferencias a la Empresa Pública de la Vivienda, "incrementándose en la cantidad de un millón de euros, pasando de 1,6 millones a 2,6".

    Ante esto, Fernández responde también por escrito que se van a iniciar los trámites para realizar la modificación presupuestaria por un millón de euros, al tiempo que recuerdan que se hace esto en aras a "cumplir el acuerdo plenario de disolución de esa empresa", que deberá producirse aplicando el marco legal vigente para ese fin. Este documento data del día 2 de este mes, mientras que la solicitud desde la Empresa Municipal de la Vivienda se fecha el día 30 de mayo.

    En concreto, la citada empresa cierra 2013 con un déficit de 1,1 millones de euros, mientras que en el ejercicio anterior de 2012 se alcanza un déficit de 797.533 euros.

    Asimismo, hay que recordar que el Consistorio se acogió a las medidas extraordinarias de apoyo financiero promovidas por el Gobierno central del popular Mariano Rajoy para las administraciones locales más asfixiadas, a través de los reales decretos Ley 8/2013 y 14/2013.

    Además, el pleno del Ayuntamiento ha aprobado diversos planes de ajuste cuya ejecución está implantada parcialmente, que quedarían refundidos en uno último, el cual contempla que el inicio de los trámites para proceder a la disolución de la Empresa Municipal de Vivienda y Aparcamientos, que supondrá un ahorro estimado entre los costes del personal y gastos corrientes de 1,2 millones de euros a partir del año 2015.