18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 15 de julio de 2008

    Huelva.- ENCE aumenta en 2007 las emisiones de disolvedores y un 23 por ciento las de azufre al ambiente

    HUELVA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Empresa Nacional de Celulosa de España (ENCE) aumentó en 2007 los niveles de disolvedores en un 0,4 mg/normal metro cúbico de SH2 y hubo un aumento del 23 por ciento de emisiones en SO2, un azufre que se encuentra entre los contribuyentes a la lluvia ácida mientras el SH2 contribuye a los gases que producen el olor característico del sector.

    En rueda de prensa para presentar la memoria ambiental de la empresa referente al año 2006, el director de la factoría, Isidro García-Téllez, aseguró que está prevista la inversión durante el 2008 de un total de 10,7 millones de euros para reducir las emisiones de azufre y mejorar la eficiencia energética de los procesos y explicó que este aumento se produjo "por aspectos operativos de la planta", así como el SO2 se vio afectado por el "funcionamiento irregular de los hornos de cal, que afectó a la emisión global del complejo industrial negativamente".

    Por otro lado, hubo una reducción del 18 por ciento en las emisiones de partículas y alegó que "en el periodo de vigencia del acuerdo voluntario con la consejería de Medio Ambiente (2004-2007) se destinaron más de 15 millones de euros a la reducción de emisiones atmosféricas y en 2008 "está previsto continuar con inversiones de este tipo".

    En este sentido, el director recordó que ENCE firmó con la Junta en 2004 un acuerdo para el cumplimiento de esta normativa y, aunque en ese momento el compromiso ambiental se valoró en 20 millones, la cifra de inversiones ha aumentado en unos ocho millones de euros.

    En concreto, durante el pasado año 2007, ENCE invirtió 8,3 millones de euros en mejoras medioambientales, frente a los 3,3 millones del 2006, y espera aumentarse para el 2008 en dos millones de euros.

    De la misma forma, indicó que el esfuerzo de optimización en la planta de Tratamiento Físico-Químico ha permitido la consolidación de la reducción del impacto del efluente líquido con una menor emisión de COT, en un 17 por ciento, y un 10 por ciento en los sólidos en Suspensión (S.S.).

    La declaración ambiental de la fábrica recoge además que el consumo de agua "se ha mantenido a pesar del aumento de producción anual de celulosa", se ha producido además una disminución de agentes blanqueantes, debido a la mejor planificación de la producción y las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas del uso de combustibles fósiles se han disminuido en un 2,5 por ciento respecto a las emisiones del 2006.

    Cortiñas señaló que la reducción del consumo de fuel ha sido del cuatro por ciento y ha seguido aumentándose el consumo de biomasa, para "refrendar la línea estratégica del grupo y conseguir una mejora en la eficiencia energética, así como la reducción de costes, las emisiones de CO2, el consumo eléctrico y los vapores".

    También hizo hincapié en la gestión de residuos de ENCE-Huelva, de forma que el 90 por ciento de los residuos fueron valorizados en el sector agrícola como enmienda de terreno por su riqueza en materia orgánica durante el 2007, superando así la cifra del 65 por ciento de residuos valorizados del 2006, debido además al uso de las cenizas de calderas como materia prima en otro proceso industrial como es el caso de la producción de cemento.

    PRODUCCIÓN.

    El director de ENCE-Huelva apuntó que el plan de producción de la fábrica es de 390.000 toneladas anuales de pasta y señaló que en el 2008 se espera llegar a vender las 400.000 toneladas, y especificó que se generan 600.000 MW de energía, que pasarán a ser 690.000 en el próximo ejercicio.

    Un tercio del mercado de la celulosa es español, con clientes en Cataluña, Valencia, País Vasco y parte de Andalucía; otro tercio está repartido entre países del mar Mediterráneo como Italia, Egipto o Israel y el tercio restante proviene del norte de Europa, como Inglaterra y Ámsterdam.

    En este sentido, recordó que ENCE cuenta con una plantilla de 320 trabajadores en la fábrica, 50 en el ámbito forestal y unos 1.500 fuera de la entidad, por lo que da empleo a unas 3.000 personas.