18 de agosto de 2019
11 de enero de 2009

Huelva.- La Junta Arbitral Provincial de Consumo de la Diputación recepciona 155 solicitudes de arbitraje durante 2008

HUELVA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El servicio de Consumo de la Diputación de Huelva, la Junta Arbitral Provincial de Consumo, recepcionó durante el año 2008 un total de 155 solicitudes de arbitraje de consumo. La mayor parte de las reclamaciones registradas pertenecen al sector de telecomunicaciones --telefonía móvil, fija e Internet--, que suponen un 45 por ciento de las solicitudes de arbitraje, mientras que el resto de sectores con más incidencia se reparte entre el de automoción, moda y mobiliario.

Según informó en un comunicado la Diputación de la localidad, durante el pasado año la Junta Arbitral Provincial ha dictado un total de 68 laudos arbitrales, con los que resuelve el procedimiento objeto de la solicitud. Asimismo desde el servicio se realizaron más de 300 asesoramientos, tanto de atención al ciudadano como a las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMICs) de toda la provincia.

La Junta Arbitral Provincial de Consumo cumple en 2009 diez años desde su creación, en los que consiguió que más de 3.000 establecimientos se adhirieran voluntariamente al Sistema Arbitral. Desde el servicio se realiza anualmente campañas de difusión y adhesión de empresas en todos los pueblos de la provincia, ya que el objetivo es que todos los empresarios tengan la oportunidad de adherirse al Sistema Arbitral.

Del mismo modo, en cuanto al presente periodo de rebajas, desde el servicio de Consumo de la Diputación recomienda que el producto que se adquiera tenga la misma calidad que antes de rebajar el precio; que en la etiqueta figuren tanto el precio anterior como el rebajado o que el consumidor se cerciore bien de cuál es el plazo de devolución del artículo adquirido, que es fijado a potestad del establecimiento. Asimismo se recuerda que la Ley de Garantías sigue vigente con un plazo de dos años, incluso en periodo de rebajas.

SISTEMA ARBITRAL DE CONSUMO

El Sistema Arbitral de Consumo es un sistema extrajudicial de resolución de conflictos que beneficia tanto a los consumidores como a los empresarios, ya que ambas partes están representadas por igual. El procedimiento es gratuito --lo presta la Diputación--, el sistema es rápido y ágil, ya que tiene pocos trámites y los conflictos se solucionan en corto espacio de tiempo, y eficaz, pues los laudos o resoluciones adoptadas son vinculantes para ambas partes.

Las empresas adheridas exhiben un distintivo oficial que acredita su pertenencia al sistema, lo que supone una garantía para el consumidor. Se trata, por tanto, de una acreditación de que estos empresarios apuestan por la calidad en el trato a los clientes.

Los establecimientos, por su parte, gozan de una publicidad gratuita para que los consumidores conozcan las empresas que están adheridas en su localidad.