6 de agosto de 2020
4 de abril de 2008

Huelva.- PSOE alegará contra el reglamento del Defensor del Ciudadano para que sea nombrado en pleno y no por el alcalde

HUELVA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Huelva presentará alegaciones contra la modificación del reglamento del Defensor del Ciudadano aprobada por el PP, ya que se opone a que esta figura, que a su juicio debe ser "ecuánime, objetiva e independiente" sea nombrada por el pleno municipal y no directamente por decreto del alcalde.

En rueda de prensa, la portavoz municipal del PSOE, Manuela Parralo, consideró que la decisión del alcalde, Pedro Rodríguez (PP), de modificar el artículo 7 del reglamento del Defensor del Ciudadano aprobado en 1996 y que hace referencia a la forma de elegir a esta figura se debe a que "quiere poner en ese lugar a alguien de su cuerda para que no le plantee ningún problema".

Parralo justificó la presentación de alegaciones asegurando que la figura del Defensor del Ciudadano es "muy importante y muy digna porque va a servir de intermediario entre la Administración local y los ciudadanos para proteger los derechos de estos y canalizar sus quejas", por lo que insistió en que esta labor "debe hacerse con total independencia, sin estar sujeto a mandato alguno de ningún partido político y con autonomía y, por tanto, esta figura debe nombrarse con el máximo de consenso".

Por ello, consideró que el nombramiento por parte del alcalde "vulnera el principio de independencia, ecuanimidad y objetividad que se le presupone al Defensor del Ciudadano", sobre todo, porque "esta figura va a deberle a quien le nombra un sueldo de 66.000 euros anuales, más los 33.000 que percibirá el asesor que nombre el propio Defensor".

Parralo aseguró que "en ninguna ciudad de España el alcalde nombra directamente al Defensor del Ciudadano" y añadió que, además, el PSOE propondrá que esta figura "tenga que ser aprobada por los tres quintos del pleno --algo que se hace en muchas cámaras, en algunas de las cuales se debe aprobar por dos tercios--, amén de que el periodo de permanencia de una persona en este puesto se prolongue durante cinco años para que no esté vinculada a ningún mandato político".

Por ello, consideró que "es muy grave que se modifique este reglamento en el nombramiento, ya que será algo que perdure en el tiempo", si bien no quiso manifestarse sobre la persona que presumiblemente y según las manifestaciones reiteradas del alcalde, será el Defensor del Pueblo, el ex portavoz de IU en el Ayuntamiento, Manuel Rodríguez.