20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 12 de octubre de 2008

    Huelva.- La situación del sector de la hostelería es "complicada" porque las ventas "han descendido un 30%"

    HUELVA, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general de la Asociación de Hosteleros de Huelva, Rafael Barba, aseguró hoy que la situación del sector es "complicada" porque las ventas "han descendido un 30 por ciento" respecto al pasado año.

    Así lo explicó a Europa Press Barba, quien aseguró que "la bajada en el volumen de ventas en los restaurantes es grande ya que ha descendido el precio medio" de los productos, a lo que añadió que la reducción del consumo en los últimos meses es "bastante notable".

    Aseguró que el tráfico de comensales en los restaurantes "se ha visto reducido y los clientes que entran gastan menos porque la mayoría pide platos para el centro y no por comensal, algo que después se refleja en la cuenta", por lo que "la confluencia de ambos factores han producido el descenso" de la recaudación del sector.

    El secretario aseguró que en algunas zonas como las del Andévalo el descenso "ha sido mayor, llegando a un 40 por ciento el volumen de ventas".

    Así, según explicó Barba, "ya no se aprecian las largas colas en los restaurantes para comer en un segundo turno", eliminándose las listas de espera, y afirmó que algunos fines de semana o días festivos "no completan el aforo", algo que sí ocurría hace algún tiempo.

    Como curiosidad, el empresario explicó que en estos restaurantes "ya no se venden las cantidades de marisco u otros productos más caros que se servían antes" y el cliente elige platos más asequibles.

    En cuanto a las ventas en las cafeterías, el descenso "no ha sido tan notable, aunque también se ha visto un cambio porque hay menos movimiento, y el consumidor es más reacio a gastar porque tiene más dificultades para llegar a fin de mes", según explicó el secretario general de la asociación.

    Por último, respecto a los bares de copas, Barba aseguró que existe "un leve descenso, pero no es comparativo con lo que está ocurriendo en los restaurantes", siendo el subsector donde menos se está notando el descenso del poder adquisitivo de los clientes.