28 de mayo de 2020
2 de abril de 2020

La Junta descarta el uso del Hospital Blanca Paloma de Huelva debido a las deficiencias técnicas del edificio

La Junta descarta el uso del Hospital Blanca Paloma de Huelva debido a las deficiencias técnicas del edificio
Visita de supervisión a las instalaciones del Hospital Blanca Paloma de Huelva - JUNTA DE ANDALUCÍA

HUELVA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía ha descartado eluso del Hospital Blanca Paloma de Huelva capital, que lleva dos años cerrado, para acoger, en caso de que hubiese sido necesario, a pacientes afectados por la pandemia del covid-19.

Aunque el centro presenta un buen aspecto desde el punto de vista estético, un informe técnico encargado por la Junta de Andalucía a una empresa especializada recoge que tiene deficiencias en la red de tuberías que impiden que se garantice el suministro de agua fría de consumo humano, según indica la Junta en una nota.

Ese informe refleja que "se requiere la sustitución completa de la red de tuberías". Asimismo, no es la única deficiencia que revela el informe, puesto que señala que el sistema de climatización del 80 por ciento de los equipos está fuera de servicio: según las conclusiones de este escrito, se necesitan tres meses de obras para subsanar esas deficiencias.

La delegada de la Junta en Huelva, Bella Verano, acompañada de la delegada territorial de Salud y Familias, Manuela Caro, y de un inspector de infraestructuras de dicha Delegación visitaron ese centro el pasado miércoles 19 de marzo a las 9,00 horas acompañados de un representante de la empresa Pascual, propietaria de las instalaciones. Era la primera opción que barajaron para Huelva.

Días después se recibió el informe técnico de la empresa que certifica las deficiencias del edificio y se descartó el posible uso de ese centro, según la administración regional, que agradece a la empresa propietaria del Hospital Blanca Paloma su disposición para afrontar la crisis del coronavirus.

Por otro lado, la Junta también agradece a las empresas hoteleras que han ofrecido sus instalaciones, bien para posible medicalización, caso del Hotel NH Luz o de los apartamentos Leo de Punta Umbría, para acoger a sanitarios, y a otros establecimientos con los que se está en negociaciones, por si fuera necesario aumentar el número de camas a pacientes y a sanitarios, una opción que en estos momentos no es descartable pero que aún se ve lejana.