8 de marzo de 2021
18 de diciembre de 2009

Plantilla del Infanta Elena convoca un paro y acusa al director de Enfermería de "insultar" a una trabajadora

HUELVA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La plantilla del Hospital Infanta Elena de Huelva se concentrará el próximo lunes a las puertas del hospital en señal de protesta por la agresión "verbal" registrada hoy durante la reunión del Comité de Seguridad y Salud, en la que el director de Enfermería "insultó y gritó" a una delegada de prevención de riesgos laborales, según informó la presidenta de la junta de personal del centro, Paloma Hergueta.

En declaraciones a Europa Press, Hergueta aseguró que, tras la reunión la junta, celebró un encuentro de urgencia en el que se decidió convocar el paro para el próximo lunes a las 13,00 horas "como se hace con todos los casos de agresiones que se dan en el hospital en solidaridad con los compañeros que han sufrido una agresión".

En este sentido, Hergueta afirmó que se trata de "la primera vez" que se registra en la junta de personal "una agresión entre trabajadores del propio centro", a lo que añadió que como se recoge en régimen disciplinario "se pedirá el cese de esta persona y que se depuren responsabilidades, ya que hay que tener 'tolerancia cero' ante las agresiones".

Asimismo, la presidenta de la junta de personal hizo hincapié en que la trabajadora tras la agresión acudió a Urgencias "muy nerviosa" y siguiendo el protocolo de actuación presentó una denuncia en el juzgado.

De este modo, Hergueta lamentó que la agresión se haya producido por parte de la dirección que debería ser "ejemplarizante" por lo que reiteró que desde la junta de personal piden que "no se produzcan situaciones violentas ni por parte de la dirección ni por parte de los trabajadores".

Además, añadió que las reuniones sindicales suelen consistir en "debates tensos, pero en ningún caso hay que perder las formas, ya que en la sala tuvieron incluso que retenerlo entre los presentes".

Por último, Hergueta comentó que tras lo sucedido la junta de personal tuvo una reunión con la dirección del centro desde donde pidieron disculpas a la agredida, "pero teniendo un cargo de responsabilidad esta persona debería medir sus palabras y actos ya que la tolerancia y el talante deben primar en la administración", precisó.