5 de diciembre de 2020
16 de diciembre de 2008

La UNIA otorga su medalla de oro al historiador americanista canario Francisco Morales Padrón

HUELVA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejo de gobierno de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), que preside el rector de la misma, Juan Manuel Suárez Japón, junto al rector de la sede, Luis Carlos Contreras, se reunió hoy en la sede Iberoamericana de La Rábida, y dio a conocer el galardonado de la medalla de oro que la UNIA concede cada año, la cual ha recaído en el historiador americanista canario Francisco Morales Padrón.

Es la tercera vez que se concede dicho galardón, siendo la primera medalla de oro concedida al presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, y la segunda, al anterior rector de la UNIA, José María Martín Delgado.

Francisco Morales Padrón nació en Santa Brígida de Las Palmas de Gran Canaria; cursó bachillerato en el colegio Viera y Clavijo, de la mencionada ciudad. Los dos años comunes de Filosofía y Letras los cursó en la Universidad de La Laguna y durante los años 1946 a 1949 estudió en las aulas de la Universidad de Sevilla los tres años de la especialidad de Historia de América, y entre otras ocupaciones importantes desde 1981 a 1990 ejerció de director de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras.

Su vida intelectual se ha desenvuelto entre la docencia en la Universidad de Sevilla, impartiendo conocimientos sobre los descubrimientos geográficos, y la investigación y estudio de la historia de los pueblos de América a través del cual se generó la aportación de éste al conocimiento de la historia de este continente con dos poéticas vertientes, moldeando, por un lado, una escuela de americanistas y creando, por otro, una producción basada en una obra de historiografía americana.

Al galardonado, se le puede encuadrar dentro de la generación de modernos historiadores de América, ya que es un intelectual que ha consagrado su vida a la investigación, estudio y comprensión del pasado indiano.

Morales Padrón ha ejercido la docencia movilizado por un aliento vocacional, en la escuela diplomática española y en las Universidades de Florencia, Puerto Rico, San Miguel de Tucumán, Hispanoamericana de Santa María de la Rábida y Sevilla. En las aulas de estos centros de estudios superiores dirigió un considerable número de tesis doctorales y de tesinas o trabajos de licenciatura.

Su obra ha sido coronada con el premio Canarias de acervo socio-histórico del Gobierno de Canarias, en 1990; premio Andalucía de humanidades Ibn Jatib de la Junta de Andalucía, en 1995; premio ABC de Sevilla y premio Leoncio Rodríguez otorgado por el periódico 'El Día', de Santa Cruz de Tenerife.