14 de diciembre de 2019
25 de mayo de 2010

Innova.-AMP.-El equipamiento de última generación que diseña Defensa llegará a las zonas de operaciones en junio de 2011

España trabaja con la Agencia Europea de Armamento para impulsar un equipamiento común para los países de la Unión

Innova.-AMP.-El equipamiento de última generación que diseña Defensa llegará a las zonas de operaciones en junio de 2011
EP

GRANADA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El equipamiento de ultima generación que está desarrollando el Ministerio de Defensa para mejorar la capacidad de localización, detección y supervivencia de los soldados mediante el uso de las nuevas tecnologías estará listo en junio de 2011, cuando comenzará a llegar a las zonas de operaciones.

Así lo dio a conocer hoy la ministra de Defensa, Carme Chacón, en el transcurso de una visita realizada a la sede del Mando de Adiestramiento y Doctrina (Madoc), en Granada, donde ha podido conocer el funcionamiento de este equipamiento militar que pesará 30 kilogramos --seis menos que el actual-- y permitirá a los soldados estar conectados entre sí a través de internet, de modo que también será posible conocer en todo momento su localización en el terreno.

Este equipamiento, desarrollado bajo el nombre 'el combatiente del futuro', también incorporará visores nocturnos, sensores que detectarán el estado de salud del soldado casi a tiempo real y un chaleco más ligero y resistente que le dará mayor movilidad, todo ello pensado para obtener un combatiente individual, integrado dentro de un pelotón, que sea capaz de combatir en el campo de batalla digitalizado en el que operará la Fuerza futura.

Se trata de un proyecto de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) que se está desarrollando con tecnología y en el que se trabaja desde hace ahora diez años, con una inversión global de 26 millones de euros, según reveló en su intervención la ministra de Defensa, que ha hecho hincapié en la necesidad de reducir el peso de los equipos que los solados están usando actualmente en zonas como Afganistán y que pesan 36 kilogramos.

MÁS SEGURIDAD Y EFICACIA

Así, uno de los principales objetivos del proyecto es que los soldados ganen en agilidad, eficacia y por tanto en seguridad con estos modernos equipamientos, que además de sistemas de protección también incluyen elementos de mando y control, navegación, optrónica, así como generación de energía y sostenimiento.

De este modo, el 'combatiente del futuro' podrá conocer mejor las peculiaridades del terreno y adaptarse a la situación que exijan las condiciones externas, como el clima, y los objetivos de la misión.

Para la ministra, las nuevas amenazas que se plantean en la sociedad actual, como el terrorismo o las armas de destrucción masiva, obligan al Ministerio de Defensa a replantear las formas de actuar y la eficacia de los equipos utilizados en las operaciones.

Por ello, está previsto que en seis meses concluya la fase de desarrollo de este proyecto y comience la de producción, de modo que Chacón auguró que "si se cumplen los plazos previstos", los nuevos equipos estarán en la zona de operaciones a partir de junio de 2011.

Asimismo, la ministra quiso destacar la excelencia de este programa de investigación que sitúa al ejército español a la altura de los más avanzados del planeta y anunció la intención de España de liderar el desarrollo de un 'combatiente" futuro común a todos los países de la Unión Europeo, proyecto que ya está liderando nuestro país de la Agencia Europea de Armamento.

CENTRO MIXTO CON LA UNIVERSIDAD DE GRANADA

Tras la presentación del programa 'Combatiente del Futuro', la ministra de Defensa se ha dirigido al Rectorado de la Universidad de Granada y, tras mantener una reunión de trabajo con el rector, Francisco González Lodeiro, ha inaugurado el Centro Mixto Universidad de Granada-Madoc, fruto de la estrecha relación que ambas instituciones mantienen desde los noventa.

Este centro, situado en el edificio del Centro de Enseñanzas Virtuales (CEVUG) de la Universidad de Granada, funcionará como una escuela interunivesitaria de posgrado de la defensa en el que se gestionan programas de doctorado, máster y cursos de asesoramiento que comparten ambas instituciones.

La colaboración con la Universidad de Granada, suscrita en 1994, permite al Madoc llegar más lejos, acceder a más recursos y dotar a sus trabajos de un mayor rigor y validez. Al mismo tiempo, proporciona un espacio privilegiado para el conocimiento y comprensión entre el mundo universitario y el militar, fundamental para un mejor servicio a la sociedad.