19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 4 de junio de 2008

    Innova.- Científicos onubenses desarrollan grasas lubricantes a partir de aceites vegetales

    HUELVA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Un grupo de científicos del departamento de Ingeniería Química, Química Física y Química Orgánica de la Universidad de Huelva (UHU) han iniciado un proyecto de investigación para desarrollar grasas lubricantes más "ecológicas y baratas" usando materiales biodegradables.

    Así, Andalucía Investiga indicó a través de un comunicado que las grasas lubricantes plantean problemas desde un punto de vista medioambiental, debido en parte a componentes como los aceites sintéticos o derivados del petróleo y a espesantes formado por un ácido graso y un metal.

    Según comentó el responsable del proyecto, José María Franco, varios grupos de investigación extranjeros trabajan buscando nuevas opciones en cuanto a la base aceitosa de la grasa, usando un producto de origen vegetal y, por tanto, biodegradable. Sin embargo, éstos dejan de lado el jabón espesante metálico que, según la proporción en la que se utilice, puede suponer hasta el 20 por ciento de la formulación.

    La finalidad del proyecto es el diseño de una grasa lubricante cuyos componentes no contaminen. Con este objetivo, los investigadores de la Onubense sustituirán el aceite mineral por uno vegetal derivado de plantas como el girasol o el ricino. Asimismo, tomarán como base la celulosa para el diseño de polímeros biodegradables que actúen como espesantes para gelificar el aceite.

    "En los resultados preliminares se ha visto que la celulosa por sí sola no funciona bien, algo que era de esperar", afirmó el responsable del proyecto. Por ello, la línea de investigación abierta actualmente va encaminada a la modificación física y química de la pasta celulósica, denominada pasta 'Kraft', a la que se añaden grupos químicos que reaccionen con la celulosa y que la hagan tener mayor afinidad con el aceite para conseguir el efecto de gel deseado.

    Una vez obtenido el polímero adecuado, el siguiente paso que se plantea el proyecto de la UHU es probar cómo funciona éste en diversos aceites ya que, según su origen, cambian las propiedades del mismo.

    SUSTITUTO DE GRASAS TRADICIONALES.

    Por otra parte, Franco indicó la posibilidad de que la grasa lubricante en la que está trabajando sustituya en su momento a las tradicionales en algunas aplicaciones.

    En este sentido, explicó que el mayor inconveniente que se plantea en el cambio no es económico, como sucede en otro tipo de industrias, sino de rendimiento mecánico, ya que los aceites vegetales pueden ser mejores lubricantes que los minerales, pero a pesar de que puedan funcionar algo peor, son medioambientalmente mejores".

    En lo que respecta al apartado económico, la producción de grasa lubricante vegetal con la fórmula que los científicos de la Onubense están desarrollando puede resultar más barata por lo que respecta a la materia prima, la celulosa, cuyo precio es relativamente bajo "ya que no es un producto demasiado elaborado".