21 de octubre de 2019
23 de junio de 2009

Innova.- El Club Málaga Valley, integrado por unas 150 empresas, se opone al canon para financiar la televisión pública

MÁLAGA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Club Málaga Valley, integrado por unas 150 empresas del sector de las nuevas tecnologías de la sociedad de la información y de la comunicación, mostró hoy su rechazo al canon que plantea el Gobierno para las operadoras de telecomunicaciones y los canales privados para financiar la ausencia de publicidad en Televisión Española.

Antes de la sexta reunión del Club Málaga Valley, que tuvo lugar hoy en el Ayuntamiento de la capital malagueña, el presidente de la Asociación de Usuarios de Internet (AUI) y de la plataforma contra este canon y miembro de este club, Miguel Pérez Subías, indicó que cuentan con 1,1 millones de firmas individuales de rechazo a este gravamen y con el apoyo de unas 4.000 organizaciones y de más de 50 ayuntamientos.

Pérez Subías señaló a los periodistas que esta propuesta del Gobierno se suma al canon digital, lo que, en su opinión, es poner "trabas" al sector de las tecnologías, trasladándose, además, a los usuarios.

Tras la intención de aplicar a los canales privados un gravamen del tres por ciento de sus ingresos --unos 140 millones de euros-- y que las empresas de Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC) harán frente a un nuevo impuesto del 0,9 por ciento sobre los mismos, se mostró seguro de que "la batalla social la vamos a ganar, aunque por el momento no se haya ganado la regulatoria". "Todavía no está todo dicho", apostilló.

SECTOR QUE FUNCIONA

Por su parte, el presidente del Club Málaga Valley, el abogado Javier Cremades, destacó "el rechazo completo" a que "se imponga de forma arbitraria una tasa a un sector que está demostrando que funciona pese a la crisis".

En su opinión, "el cambio de modelo económico que propone el actual Ejecutivo para España y que tiene en este sector a uno de los principales motores de su desarrollo, requiere de políticas de promoción de la inversión y de facilidades de acceso a los mercados que no coinciden con las últimas medidas adoptadas por el Gobierno".

Cremades, quien advirtió también de que la imposición de ese canon "repercutiría directamente en los consumidores", indicó que hay que buscar fórmulas que hagan compatible la supresión de la publicidad de la televisión pública con el fomento de la banda ancha de la sociedad de la información y del consumo de nuevas tecnologías".

Este club tiene como objetivo hacer más competitivo el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), tratando de atraer inversiones extranjeras y posicionar la marca España como zona de referencia tecnológica en Europa.