25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 9 de diciembre de 2009

    Innova.- Ingeniatrics desarrolla nanopartículas para encapsular principios activos en alimentos

    SEVILLA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La empresa de base tecnológica (EBT) Ingeniatrics, surgida de la Universidad de Sevilla (US), ha iniciado un proyecto de investigación dirigido al diseño y producción de nanocápsulas que, utilizando productos alimenticios como vector, son capaces de liberar principios activos a la carta en el organismo, según informó Andalucía Innova en una nota.

    En este sentido, el responsable técnico de Ingeniatrics, Javier Pérez Vaquero, indicó que este proyecto de desarrollo experimental está encaminado a conseguir gotas y partículas para su aplicación a la industria agroalimentaria, "una de las industrias más desarrolladas en Andalucía".

    El proyecto 'NanoInd', financiado por la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), busca nuevas tecnologías de microencapsulación basándose en la tecnología 'Flow Focusing', desarrollada por el grupo de investigación Física de Fluidos y Microfluídica de la Hispalense, liderado por Alfonso M. Gañán Calvo.

    En esta línea de investigación participa la EBT Ingeniatrics como coordinadora, el grupo de investigación de Gañán Calvo y la empresa sevillana Pevesa, dedicada a la fabricación y comercialización de ingredientes alimentarios. "Pevesa realiza los principios activos para aplicarlos a distintos productos dentro del sector de la agroalimentación como, por ejemplo, piensos, bebidas o productos para alimentación infantil o dietética", comentó Pérez Vaquero.

    Según señaló, los alimentos funcionales son aquellos que llevan incorporados ingredientes con distintas propiedades con el fin de mantener y mejorar la salud. El problema de estos ingredientes adicionales, como aseguró Pérez Vaquero, es que "son productos que a veces tienen un sabor desagradable para el consumidor o son demasiado sensibles a la luz, el aire o los cambios de temperatura, de manera que acaban degradándose o perdiendo sus propiedades".

    "Una opción para proteger a estos compuestos es la encapsulación. Creamos cápsulas con el principio activo en su interior, que se añaden a los alimentos. Cuando una persona los ingiere, la cápsula se degrada y el principio activo cumple su función en el organismo", explicó el técnico.

    De este modo, añadió que, en este caso en concreto, se está usando una proteína hidrolizada, que "tienen un sabor muy malo, pero si se consiguen encapsularlas en partículas, el gusto no va a detectar su sabor", afirmó Pérez Vaquero.

    "Además, estas partículas deben tener un tamaño nanométrico por una razón: el límite de sensibilidad. Por debajo de 30 micras, el sentido del gusto no detecta que hay partículas pequeñas en la boca, es decir, no sabe identificar si lo que has tomado tiene una textura con granos o no", puntualizó el técnico.

    La tecnología 'Flow Focusing' cuenta con la ventaja de que permite obtener partículas de tamaño idéntico y con un recubrimiento muy uniforme y se hace con condiciones de trabajo muy suaves. Además, mientras otras tecnologías usan altas presiones o consumos energéticos muy elevados, este sistema "consigue hacer lo mismo con un coste energético algo menor y por tanto, mayor eficacia", apuntó Pérez Vaquero.

    El proyecto aún se encuentra en una fase inicial. Ingeniatrics ya ha desarrollado anteriormente nano y micropartículas para otras aplicaciones como cosmética o perfumería.