11 de noviembre de 2019
13 de enero de 2010

Innova.- UJA investiga los cambios climáticos del jurásico a través del registro fósil del desierto argelino del Sáhara

JAÉN, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de investigadores del Departamento de Geología de la Universidad de Jaén (UJA) ha iniciado un estudio para hallar las causas de la disminución de oxigeno en el fondo marino que causó hace 180 millones de años la extinción del 84 por ciento de las especies marinas, para lo que trabajan con materiales del Sáhara argelino.

En una nota, Andalucía Innova explicó que esta extinción estuvo relacionada con la aparición de una situación de "anoxia oceánica". "El estudio de esta situación que afectó a los ecosistemas marinos resulta de gran interés, ya que ofrece la posibilidad de modelizar este tipo de fenómenos tanto en el presente como en un futuro", afirmó el investigador Matías Reolid, quien añadió que se han localizado afloramientos en los Montes Ksour del Atlas Medio, donde se recogieron microfósiles para hacer análisis micropaleontológico, mineralógico, geoquímico y de isótopos de oxigeno y carbono.

Las muestras se tratarán en el Centro de Instrumentación e Investigación de la UJA, en el Centro de Investigación de la Universidad de Granada (UGR), en el Centro Andaluz de Medio Ambiente (Ceama) y en Míchigan. "Con estas pruebas vamos a detectar los cambios bióticos, cambios en la paleoproductividad (producción de materia orgánica por los organismos), paleotemperatura y condiciones de reducción de oxigenación en el marino jurásico", indicó el experto.

Con estos datos, este grupo de investigadores pretende interpretar si la situación ha sido provocada por los cambios en las corrientes marinas o por otros cambios relacionados con la expansión o retracción de los casquetes polares que puedan provocar situaciones de anoxia marina.

"El creciente interés de la sociedad por los cambios ambientales que están ocurriendo en el presente y que pueden acontecer en un futuro, más o menos próximo, avalan la importancia del estudio de modificaciones ambientales acaecidas en el pasado", señaló.

Esta investigación, financiada con 10.550 euros, se enmarca en el Programa de Cooperación Mediterránea de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (Aecid), dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores. En este proyecto también intervienen la Universidad de Granada, de Tlemcen y la de Orán.