27 de noviembre de 2020
5 de febrero de 2020

El juzgado acuerda más diligencias sobre la muerte de tres familiares en la piscina de Mijas (Málaga)

El juzgado acuerda más diligencias sobre la muerte de tres familiares en la piscina de Mijas (Málaga)
Piscina - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MÁLAGA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 2 de Fuengirola (Málaga), que investiga el fallecimiento de tres ciudadanos británicos miembros de una misma familia el pasado 24 de diciembre en una piscina de un complejo turístico de la localidad de Mijas, ha acordado autorizar la práctica de diversas diligencias de investigación que ha considerado pertinentes para el esclarecimiento del suceso.

Así lo han informado desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, apuntando que entre estas diligencias que se llevarán a cabo se encuentra una prueba pericial propuesta por la representación de la familia de los fallecidos, que consistirá en el análisis del funcionamiento de la piscina en la que se produjo el fallecimiento del padre y dos de sus hijos.

El hecho ocurrió sobre las 13.30 horas en el complejo Club La Costa. Según la Guardia Civil, las pruebas realizadas en ese momento, incluidas las manifestaciones de varias personas, algunas testigos directos de lo ocurrido, apuntaban a que fue "un trágico accidente producido por la falta de pericia de las víctimas al nadar cuando se introdujeron en una zona profunda de la piscina donde no hacían pie".

No obstante, la familia manifestó en un comunicado que los fallecidos "sabían nadar", negando que declararan a los investigadores que no sabían; y achacó el suceso a que "había algo mal con la piscina, lo que dificultó el nado", por lo que pidió una serie de diligencias, ahora acordadas por la magistrada instructora del caso.

En este sentido, el juzgado ordena al recinto que facilite el acceso al perito y a su equipo a las piscinas del complejo, "cerrando al público las mismas durante las operaciones periciales", según la resolución judicial publicada por diario 'SUR', extendiéndose la autorización a los "motores, depuradora, cuadros eléctricos y cualquier otro elemento necesario para realizar la pericial".

Además, según el rotativo, la jueza ha admitido requerir a la Delegación de Industria para que aporten la última autorización de la piscina; oficiar al distrito sanitario de la Costa del Sol para saber las inspecciones realizadas; y solicitar al Ayuntamiento una copia de la licencia de apertura de todas ellas, además de los respectivos expedientes. También ha ordenado al club La Costa que aporte copia de las grabaciones de la videovigilancia desde las 10.00 a las 18.00 horas de ese día y a pedir a la Delegación de Turismo documentación de visitas realizadas al complejo y si cumple con la legislación.

Tras las diligencias practicadas en su momento y las declaraciones de varias personas, la Guardia Civil indicó que, según la manifestación de un miembro de la familia único testigo directo de lo ocurrido, tres hermanos --de nueve, 14 y 16 años-- se bañaban en la zona menos profunda de la piscina del recinto donde la familia estaba alojada desde días antes; mientras los progenitores tomaban el sol.

En un determinado momento, la hermana de 14 años salió de la piscina, observando desde fuera cómo su hermana pequeña entraba en la zona más profunda y desde donde no podía salir por sus propios medios. Al observar este hecho, su hermano de 16 años acudió en su ayuda, teniendo los mismos problemas para salir de la zona profunda. La hermana que estaba fuera del agua avisó a los padres.

Entonces, el padre se metió en la piscina para rescatar a sus hijos, actuación que no le fue posible realizar debido a que no sabía nadar, según informó la Guardia Civil en un comunicado, apuntando que se realizaron varias pruebas en el sistema de depuración y reciclaje del agua, que incluía motores, y válvulas, apuntando que "no hallaron ninguna irregularidad en las citadas inspecciones".

La autopsia de los cuerpos indica que fallecieron por ahogamiento, descartando, en principio, algún tipo de intoxicación química. Igualmente los cuerpos no presentaban ningún signo que indique muestras de golpes o arañazos producidos por alguno de los elementos que componen el sistema de funcionamiento de la piscina.