16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • 20 de julio de 2014

    Acuerdan practicar pruebas tras reabrir una causa por alzamiento de bienes contra el dueño de Aifos

    MÁLAGA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia de Málaga decidió el pasado mes de marzo reabrir una causa iniciada por un presunto delito de alzamiento de bienes contra el dueño de la promotora Aifos --que se encuentra en concurso de acreedores--, Jesús Ruiz Casado. Ahora, el juzgado que se ha encargado de la investigación desde el inicio ha acordado practicar pruebas complementarias para determinar los hechos.

    En este procedimiento, según consta en distintos autos a los que tuvo acceso Europa Press, se investiga si supone un delito de alzamiento de bienes la supuesta dación en pago de deuda de 138 fincas registrales por un valor de 17,2 millones de euros más IVA, decidida por Ruiz Casado, como responsasble de Aifos, en favor de la empresa Ziur, de la que también era administrador único.

    En estas fincas se encontraban el derecho de vuelo sobre planta baja de tres bloques del conjunto residencial Terrazas de Torreblanca de Fuengirola (Málaga), cuyo embargo preventivo se acordó posteriormente como medida cautelar en otro procedimiento, "embargo que no se pudo materializar como consecuencia de esa previa dación en pago".

    La causa se archivó en varias ocasiones por parte del juzgado, pero la Audiencia decidió el pasado mes de marzo reabrirla, al considerar que, aunque no se había ordenado aún el embargo cuando se produjo la dación, en aquellas fechas "ya se habían iniciado unas 400 reclamaciones contra Aifos", por lo que "era previsible que se produjera la situación de insolvencia que dio lugar al concurso".

    En este sentido, la Audiencia estimó que esta cesión supuso "como mínimo, un favorecimiento de un acreedor en perjuicio de los restantes, incumpliendo el deudor el deber de mantener íntegro su patrimonio como garante universal en beneficio de sus acreedores", apuntando que los perjudicados en esta causa "han visto seriamente dificultado y obstaculizado el cobro de sus legítimos derechos".

    Ahora, el juzgado instructor, el número 3 de Fuengirola, ha accedido a practicar diligencias complementarias, tal y como le solicitó el fiscal, quien alegó falta de elementos esenciales para poder tipificar los hechos. Así, se ha acordado en primer lugar pedir al Juzgado de lo Mercantil número 1, encargado del concurso de acreedores, el informe definitivo de la administración concursal de Aifos.

    Asimismo, ha determinado que se informe por parte de dicha administración concursal "si se ha ejercitado en el ámbito del concurso alguna acción rescisoria de la escritura de dación en pago, por la que la concursada reconocía adeudar 23 facturas por un importe total de 19,06 millones de euros".