15 de agosto de 2020
22 de marzo de 2020

El aeropuerto de Málaga opera con "relativa normalidad" y colas puntuales de pasajeros para facturar y embarcar

El aeropuerto de Málaga opera con "relativa normalidad" y colas puntuales de pasajeros para facturar y embarcar
Cola de embarque en el aeropuerto de Málaga este domingo 22 de marzo de 2020 - M.G.

MÁLAGA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El aeropuerto de Málaga presenta este domingo una estampa con menos tráfico del que es habitual cualquier domingo del mes de marzo por la pandemia del coronavirus. El número de vuelos va cambiando por horas debido a las reprogramaciones que llevan a cabo las propias compañías aéreas, que están reduciendo su actividad y, en muchos casos, presentando incluso Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

No obstante, hay puntas de afluencia de personas que salen de vuelta a sus lugares de origen, en su mayoría turistas que apuraban sus vacaciones en la Costa del Sol y que están abandonando la provincia después de que el Gobierno decretase el pasado jueves el cierre de los hoteles en el plazo de una semana.

Así, según han confirmado a Europa Press fuentes presenciales, se están produciendo colas en mostradores para facturar y embarcar, como es el caso del vuelo a Montreal (Canadá), provocando que no se guarde la distancia de seguridad de un metro y medio entre pasajeros. El personal del aeropuerto está pidiendo a los usuarios de la terminal que cumplan esta medida, además de solicitarse por los altavoces del aeródromo cada cinco minutos.

En los mismos términos, Carolina Ortiz, secretaria general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía del sindicato CCOO, ha señalado a Europa Press que actualmente "los únicos viajes" que se están tramitando son para repatriar a personas que vuelven a España o que se van a sus países de origen.

"Esa gente está en una situación bastante desesperada, quieren volver a su tierra. Están pendientes de los cambios de las compañías aéreas y hay un cierto movimiento descontrolado", ha explicado la representante de CCOO en Málaga, quien ha añadido que también los trabajadores aeroportuarios están en una situación "muy difícil porque muchos no saben su futuro, que seguramente se vean afectados por expedientes de regulación temporal de empleo".

Fuentes de Aena, por otro lado, han señalado a Europa Press que la programación de aterrizajes y despegues está "en constante cambio" y esto afecta al aeropuerto; no obstante, han asegurado que está funcionando "con relativa normalidad", dentro de la situación ocasionada por el decreto de estado de alarma y la crisis sanitaria del Covid-19.

"La gente está saliendo en sus vuelos, pendiente de sus compañías aéreas. La afluencia es dispar, hay puntas a lo largo del día pero los vuelos se están reduciendo mucho", han añadido las mismas fuentes.

MEDIDAS DE SEGURIDAD

Ortiz ha criticado, además, que las compañías aéreas no están cumpliendo las medidas de prevención que deberían tener sus propios trabajadores, medidas que, ha dicho, "también debería poner en marcha Aena" y entre las que ha citado la señalización en los mostradores de la distancia de seguridad o en el suelo a través de pegatinas.

CCOO ya ha puesto cuatro denuncias a compañías aéreas, ha precisado, al tiempo que ha admitido que los trabajadores tampoco disponen de material como mascarillas o guantes "aunque hay escasez generalizada" y ha pedido que se ponga más gel desinfectante en las terminales así como aumentar la limpieza y reforzarla en las zonas de embarque.

"Pero la señalización es fácil de poner y no se lo están tomando en serio, que se mantenga la distancia de seguridad entre personas de al menos metro y medio", ha sostenido Carolina Ortiz, quien ha pedido más cartelería y líneas en el suelo para resaltar dichas distancias.

A su juicio, la Unidad Militar de Emergencias debería ir "todos los días" al aeropuerto a desinfectar, dado el trasiego de personas. Precisamente, estos efectivos en menos de una semana ya han acudido dos veces a estas instalaciones.

"La situación del aeropuerto es complicada porque la actividad va a caer en picado, y ya se han anunciado ERTE desde las grandes compañías a las que llevan el 'handling'", ha explicado.

También ha apuntado Ortiz que las colas en las puertas de facturación y embarque se traslada dentro de los aviones, donde los trabajadores de las líneas aéreas denuncian que no tienen medidas de seguridad pese a la gran cantidad de viajeros.

"La gente tiene la sensación de que se puede decretar el cierre --de las fronteras aéreas-- y están haciendo todo lo posible por coger un avión y ahí en el interior también se da ese hacinamiento", ha sostenido Carolina Ortiz.

Para leer más