18 de octubre de 2019
14 de abril de 2014

Las áreas del Hospital Noble saldrán antes de final de año para dar paso a la Cofradía del Descendimiento

Medio Ambiente y Promoción Empresarial y del Empleo se trasladarán al Edificio Múltiple y el Centro de Control del Tráfico, a Tabacalera

Las áreas del Hospital Noble saldrán antes de final de año para dar paso a la Cofradía del Descendimiento
EUROPA PRESS

MÁLAGA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

La parte trasera del Hospital Noble de Málaga --colindante con la capilla-- se convertirá en casa hermandad de la Cofradía del Descendimiento. Esta operación llevará aparejado el abandono de estas dependencias, "como muy tarde" para final de año, del Área de Medio Ambiente y de servicios de Promoción Empresarial y del Empleo.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el hermano mayor del Descendimiento, Antonio Luis Ramos, han firmado este lunes la adenda al protocolo de intenciones suscrito para este fin en 2007.

En cuanto a las áreas de Medio Ambiente y de Comercio, Vía Pública, Mercados y Polígonos, se ubicarán en el Edificio Múltiple de Servicios Municipales, situado en el paseo marítimo Antonio Machado. Por el momento, continuarán en el Hospital Noble las oficinas centrales de la Empresa Municipal de Aguas (Emasa).

De la Torre ha valorado esta reubicación, ya que estas áreas estarán junto a Urbanismo y Turismo y habrá "una mejor coordinación" y, por tanto, "una mejor atención al ciudadano". De igual modo, se prevé el traslado a la antigua Tabacalera del Centro de Control del Tráfico y, por tanto, del Área de Movilidad.

En función de la adenda firmada este lunes, el Ayuntamiento se compromete a ceder a la Cofradía del Descendimiento, mediante concesión demanial, los locales del Hospital Noble colindantes con la capilla. La previsión del hermano mayor es empezar justo a final de año, en cuanto se produzca el desalojo, a trabajar en la adecuación del inmueble.

Los locales se emplazarán no en la parte histórica del Hospital Noble, sino en la sur del anexo construido en el pasado siglo, y funcionalmente serán independientes del resto del conjunto de la edificación.

La huella de su superficie asciende a unos 195 metros cuadrados, comprometiéndose el Consistorio a segregarlos registralmente del resto de la edificación y constituirlos en finca independiente.

Asimismo, se ha acordado que en el pliego de estipulaciones que haya de regir la concesión se incluirá la autorización municipal para que la cofradía pueda hipotecar la concesión, siempre que se destine para financiar las obras que se hayan de realizar en los locales.

USO CIUDADANO

Como contrapartida, la cofradía se compromete a ceder parte de las instalaciones de la casa hermandad para uso social y cultural, de manera que se dinamice el barrio de La Malagueta.

El objetivo de la cofradía es que su casa hermandad, que responde al proyecto del arquitecto Pablo Contreras de la Rosa, sea funcionalmente independiente del resto del edificio.

Así, en la planta baja estarán el salón de tronos y la exposición del patrimonio de la hermandad; en la entreplanta un mirador; en el primer piso habrá dependencias administrativas de la cofradía; en el segundo, salones de uso social, formativo y ocupacional; en el ático, salón de uso social recreativo, y en el sótano, los columbarios.

Según De la Torre, se trata de un actuación "importante", en tanto que no solo permitirá resolver las necesidades de la propia cofradía, sino también las de los vecinos, ya que una superficie superior a los 400 metros cuadrados construidos tendrá uso ciudadano. "La Malagueta, una barriada consolidada urbanísticamente, tiene un cierto déficit en esta materia", ha apuntado.

"Conseguimos muchos objetivos con esta operación: las aspiraciones de la cofradía, que tomará nuevo impulso, y, además, el componente cívico", ha manifestado el primer edil malagueño.

De igual modo se ha pronunciado el hermano mayor del Descendimiento, ya que este proyecto "será dinamizador para la cofradía y también muy dinamizador para el barrio".