3 de agosto de 2020
26 de febrero de 2009

Ayuntamiento de Málaga aprueba reclamar de nuevo al Gobierno la titularidad del campamento Benítez

MÁLAGA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Ayuntamiento de Málaga aprobó hoy instar al Gobierno central a que proceda a la cesión gratuita a la ciudad de los terrenos del antiguo campamento Benítez, lo que, como dejó claro el alcalde, Francisco de la Torre, no sería incompatible con el Museo del Transporte que tiene previsto construir en la parcela el Ministerio de Fomento.

El equipo de gobierno del Partido Popular e Izquierda Unida presentaron sendas mociones en el pleno de hoy, que no contaron, sin embargo, con el apoyo del PSOE, para que estos terrenos reviertan en la ciudad una vez que ya dejaron de tener uso militar.

En la proposición urgente del PP, se contempla que en caso de que persista la negativa del Ministerio de Fomento, se realizarán todas aquellas acciones, en la jurisdicción que corresponda, necesarias para que la ciudad de Málaga recupere la titularidad demanial de los terrenos del campamento Benítez.

Según De la Torre, esta reclamación "no entorpece" los proyectos del Ministerio de Fomento en cuanto al Museo del Transporte, proyecto que el regidor no consideró negativo "si se hace bien y con calidad", aunque siguió defendiendo el centro de la naturaleza y el mar propuesto por el equipo de gobierno. Al respecto, recordó que ya se planteó a Fomento ampliar las 28 hectáreas con una parcela que adquiriría el Ayuntamiento al este del campamento Benítez y que serviría de complemento.

Asimismo, se mostró confiado en que el Tribunal Supremo se pronunciará a favor del Ayuntamiento después de que éste haya recurrido la decisión de la Audiencia Nacional de desestimar el recurso contencioso-administrativo que interpuso para que los terrenos del campamento Benítez fueran devueltos a la ciudad, utilizando como argumento el silencio administrativo positivo.

De la Torre indicó, no obstante, que, aparte del silencio administrativo, también estaría el tema de fondo, que la donación al Ramo de la Guerra --actual Ministerio de Defensa-- fue modal --se imponía un destino concreto a los terrenos objetos de la donación--, ya que, aunque ese aspecto fue cambiado, "el espíritu está ahí", reiterando que el Ayuntamiento eliminó la cláusula de reversión una vez concluido el uso militar por "la presión directísima" de la dictadura de Primo de Rivera, "que nombraba y cambiaba alcaldes".

Por ello, el primer edil malagueño consideró que el Gobierno central debe de hacer "un análisis histórico" en este asunto, sobre el que, además, lamentó no haber encontrado "comprensión" hasta ahora por parte del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

El Ramo de la Guerra tomó posesión de los terrenos en noviembre de 1924 y se levantó acta con el carácter de testimonio de aceptación. En mayo de 1925 se dio cuenta en el pleno de la comunicación del Ramo de la Guerra por la que se devolvía la escritura de cesión de la finca y se pedía su modificación "en el sentido de que la donación sea en pleno dominio y sin causa de reversión alguna".

El entonces alcalde-presidente propuso que se prescindiera de la condición al otorgarse la escritura, puesto que no tenía razón de ser, dadas las obras que se venían efectuando por el Ramo de la Guerra.

En opinión de De la Torre, "la no mención de la necesidad de reversión es porque se ve que están haciendo las obras, pero la voluntad del Ayuntamiento --subrayó-- es claramente que se había comprado para ese objetivo y con la condición de ese objetivo, no para que pudiera quedarse la finca el Gobierno sin dejar de tener esa utilización". Por ello, defendió que el Ayuntamiento tiene "legítimo derecho" a pedir la titularidad de esos terrenos.

IZQUIERDA UNIDA

El portavoz de IU, Pedro Moreno Brenes, criticó que sea el Ministerio de Fomento el que decida el uso que se le dará a esa parcela, sin contar para ello con la opinión de los malagueños, por lo que se abstuvo en el punto de la moción del PP en el que se pedía la titularidad de los terrenos, pero se aceptaba la construcción del Museo del Transporte.

"Si el Gobierno cede el campamento, lo cederá hipotecado, sin haber contado con la ciudad de Málaga", manifestó el concejal de izquierdas, quien aseguró que "todavía estamos a tiempo de reivindicar el uso que dar a ese espacio de la ciudad".

Moreno Brenes resaltó "la contradicción compleja" en la que cae el Partido Popular, en tanto que, pese a la iniciativa de hoy, "ha rechazado mociones de IU de petición de cesión a la ciudad de los terrenos". Consideró, de todos modos, lógica esa reversión, puesto que el Ayuntamiento fue el que adquirió la parcela; precisamente, expuso que, con independencia del proceso jurídico, "políticamente no hay argumentos para que siga estando en poder del Gobierno central".

Por su parte, el concejal del PSOE Sergio Brenes declaró que el objetivo ha sido siempre que el antiguo acuartelamiento se destinase a uso público y, por ello, dijo que el Ministerio de Fomento "garantiza que ese equipamiento vuelva a Málaga" e invertirá 300 millones de euros para la construcción del Museo del Transporte y la Obra Pública, que tendrá carácter nacional, además de para contar con un gran parque de ámbito metropolitano.

Ante las críticas de PP e IU acerca de la presencia de este proyecto en los presupuestos del Ministerio de Fomento para 2009, Brenes afirmó que hay una partida de 2,2 millones de euros para la redacción del proyecto, por lo que pidió que "se deje de hablar y que empiecen a trabajar los arquitectos y las máquinas".