27 de febrero de 2021
23 de diciembre de 2014

El Ayuntamiento de Málaga cierra de forma cautelar la Casa Invisible por motivos de seguridad

Advierte de que la instalación eléctrica es "insuficiente" y "precaria" y de que no existen medidas de protección contra incendios

MÁLAGA, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Málaga ha procedido, como medida cautelar hasta que se adopten las medidas exigibles, a la clausura por motivos de seguridad de la Casa Invisible, un edificio situado en la calle Nosquera, números 9 y 11. Entre las carencias detectadas, se advierte de un estado de la instalación eléctrica "insuficiente" y "precario" y de que no existen las medidas de protección contra incendios mínimas.

Ante esta resolución, emitida por la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) del Ayuntamiento de Málaga, la Policía Local ha procedido a ejecutar en la tarde de este martes dicha orden, desalojando el inmueble.

Por su parte, en la resolución se insta al Departamento de Actuaciones Urbanísticas a adoptar las medidas de seguridad y conservación en relación con el uso actual que se está dando al inmueble y de las obras que se han llevado a cabo en el edificio protegido sin que consten permisos ni dirección facultativa, y también al de Arquitectura e Infraestructura a actuar en lo que respecta a la rehabilitación.

Por otra parte, se comunicará dicha resolución al Área de Comercio y Vía Pública, al no constar que el inmueble tenga autorización del Servicio de Aperturas para el desarrollo de las actividades culturales y de restauración que se vienen desarrollando.

CARENCIAS

En concreto, en materia de conservación, se ha detectado, además de los deterioros en revestimientos, cubiertas e instalaciones, etcétera, que la red eléctrica presenta "innumerables carencias" en cuanto al reglamento electrotécnico de baja tensión y sus prescripciones generales y complementarias para locales de pública concurrencia o con actividades recreativas.

Se especifica, en este sentido, que los cables no discurren por mangueras de protección, hay cuadros eléctricos sin protección y en salas de uso público, multitud de empalmes, insuficiencia de alumbrado de emergencia y evacuación, entre otras cuestiones.

Respecto a la seguridad, se advierte de que el inmueble carece de las mínimas medidas de protección contra incendios que le son exigibles, según un informe del Real Cuerpo de Bomberos y de Protección Civil.

Así, no presenta sectorización ni compartimentación de escaleras ni justificación de las longitudes de los recorridos de evacuación ni las dimensiones de sus vías y número de salidas para las densidades de ocupación. Tampoco tiene dotación suficiente de extintores, bocas de incendios o alarmas que pudieran ser exigibles en función del uso, superficie o altura de evacuación.

La principal conclusión derivada de esta inspección, se refleja en el informe, es, por tanto, que "el estado de la instalación eléctrica es insuficiente y precario, lo que conlleva un alto riesgo de cortocircuito e incendio", y, según el Cuerpo de Bomberos y Protección Civil, "no cuenta con los elementos de seguridad mínimos y exigibles".

Este edificio data del año 1900 y cuenta con protección arquitectónica de grado II. Desde 2007 viene siendo utilizado por el colectivo La Casa Invisible como centro de uso ciudadano con actividades culturales, tales como talleres de pintura, baile, lectura, bar e, incluso, sala de conciertos.

Para leer más