2 de marzo de 2021
9 de junio de 2014

El Ayuntamiento da el visto bueno a la construcción del metro en la Alameda

Insiste en la conveniencia de peatonalizar ambos laterales de esta céntrica vía y propone el cambio de ubicación de la estación

El Ayuntamiento da el visto bueno a la construcción del metro en la Alameda
EUROPA PRESS/JUNTA ANDALUCÍA

   MÁLAGA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) del Ayuntamiento de Málaga ha dado el visto bueno al proyecto de la Consejería de Fomento y Vivienda para llevar el metro a la Alameda Principal, considerando que el trazado soterrado previsto "cumple" el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). No obstante, hace una serie de observaciones, tales como la conveniencia de peatonalizar ambos laterales y el cambio de ubicación de la estación Atarazanas por el "impacto" que supone.

   Sobre esta última, se indica que la salida de metro tal y como está  prevista por la Consejería de Fomento y Vivienda "rompe la ordenación", ya que "queda en el centro de la zona peatonalizada y, dadas sus dimensiones, supone una pérdida de visuales y perspectivas del nuevo espacio que no son aceptables, mermando, además, su funcionalidad". Por ello, se insta a estudiar nuevas ubicaciones.

   Entre éstas, se propone que el edículo se sitúe al sur del muro pantalla sur, entre dos ficus. Asimismo, se añade que para que esta opción pueda ser una realidad y tenga todas las ventajas "debe realizarse al completo, es decir, urbanizando y peatonalizando también el lateral sur de la Alameda y teniendo claramente determinado el número de carriles que deben permanecer".

   Precisamente, sobre peatonalizar el lado sur y no solo el norte, que es el previsto por la Consejería de Fomento al ser el afectado por las obras del metro, se precisa en el informe de adaptación al PGOU, con el que se da luz verde a la contratación de las obras, que "en el planeamiento, dentro del modelo de ciudad propuesto, se contempla la semipeatonalización de la Alameda, entendiendo como tal la disminución al máximo del paso de tráfico rodado por ella, por lo que su diseño deberá contener ambos laterales".

   Además, teniendo en cuenta la "singularidad" del espacio del que se trata, se subraya que sería necesario que el diseño fuera "fruto del consenso entre ambas administraciones".

   Por todo lo dicho, el Ayuntamiento no considera adecuado "ni el vial de servicio que se introduce, ya que la zona peatonal debe extenderse a la totalidad de la actuación, excepto el carril bici, ni el mantenimiento del escalón actual de la acera junto a la fachada, ni la cantidad de elementos de mobiliario urbano que se coloca".

TORRIJOS

   Se hace hincapié, igualmente, en que el tramo Guadalmedina-Atarazanas es una parte de las líneas 1 y 2 y se adecúa, por tanto, al planeamiento vigente "siempre y cuando se entienda como una fase del desarrollo de esas líneas", que "deben finalizar en Torrijos".

   "Las citadas líneas deben acabar en dicho lugar en algún momento, no solo por adecuación formal al planeamiento urbanístico --PGOU-- y al territorial --Potaum--, sino porque si no se alteraría el modelo de transportes que ambos establecen", se resalta, agregando que "en la zona de Atarazanas no se puede establecer un intercambio modal por razones de disponibilidad de espacio y de inadecuación funcional".

   Por otra parte, desde la GMU se señala también que el Consistorio ha empezado a estudiar una solución para el Guadalmedina y su integración en la ciudad, estimando ante esto que "el puente de Tetuán, en la parte que es cauce, la losa rebajada para paso freático, debe situarse un metro más abajo por si fuera necesario tocar el perfil longitudinal del río, bajando su solera".

   Esa misma losa en el paso inferior de la margen izquierda también debe situarse en la misma cota que la anterior, se especifica, ya que el vial que discurre por él tendrá un carril de subida hacia el puente de la Esperanza y dos seguirán soterrados, continuando descendiendo con objeto de alcanzar una cota suficiente que permita cubrir esos dos carriles lo antes posible y disminuya al máximo la pérdida de sección de desagüe del río. No obstante, se repondrá una sección con dos carriles, como actualmente dispone.