22 de noviembre de 2019
17 de marzo de 2019

Casado plantea el 28A como un plebiscito para elegir entre Sánchez con los independentistas o el PP

429577.1.644.368.20190317135146
Vídeo de la noticia

MÁLAGA, 17 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP, Pablo Casado, ha planteado las elecciones generales del 28 abril como un plebiscito para elegir entre el Gobierno Frankestein de Pedro Sánchez con los independentistas o una alternativa liderada por el PP.

"No querían referéndum, referéndum el 28 de abril, elecciones generales, o Sánchez con Torra, Puigdemont, Batasuna y Podemos o el PP rescatando a España de la independencia, de la ruina económica y la indignidad de estar a los pies de quienes quieren romper España", ha incidido Casado.

En un acto en Málaga capital, junto al presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, y ante 1.200 personas, Casado ha dicho que la manifestación independentista de este pasado sábado en Madrid fue un "sonoro pinchazo" y ha instado a que "escuchen a España", indicando que "no queremos que ellos se callen, lo que queremos es que si quieren la independencia que vengan a las Cortes como hizo el exlehendakari Ibarretxe y veamos en la soberanía nacional si tienen apoyo o no".

"Que venga Torra, tan valiente que es, al Congreso con una proposición de ley del Parlament de Cataluña y veamos si la soberanía nacional quiere romper España o defenderla", ha asegurado Casado, quien ha indicado que no lo van a hacer, apuntando que la Constitución "permite incluso la independencia si se va por los cauces de la soberanía nacional".

Para Casado, "una cosa es que podamos entender que haya gente que va a Madrid a pedir la independencia y otra que el presidente del Gobierno le ponga la alfombra roja, se reúna con ellos en Pedralbes y pacte con ellos 24 medidas para conseguir la independencia".

"Y eso es lo que no puede ser, por eso tenemos que desalojar al Gobierno de Pedro Sánchez que es el máximo aliado de Torra, de Puigdemont y de todos los que ayer fueron a pedir lo que está permitido, pero que no es admisible desde un punto de vista de los que queremos la unidad nacional y la igualdad de los españoles", ha aseverado.

En este sentido, ha destacado que en la manifestación "no hubo altercados, nadie les insultaba por llevar esteladas, había tolerancia, una sociedad madura", pero ha dicho que "una cosa es lo que dices en la calle y otra es tener muy claro que legalmente y legislativamente eso no se puede producir".

Casado ha dicho que "una cosa es que haya una manifestación si pacífica y otra que en España con las subvenciones públicas se pague a los partidos que tienen líderes procesados por alentar a la sedición", recordando que por eso el PP ha pedido que se modifique la ley de financiación de partidos.

Asimismo, ha señalado que "una cosa es que tengamos que sufrir el escarnio de ver a Carlos Sastre, un terrorista de Terra Lliure, en la pancarta y otra es que se permita que en Barcelona haya energúmenos encapuchados que hacen kale borroka reivindicando a Terra Lliure", por lo que ha dicho que han pedido "la aplicación de la ley de partidos para ilegalidad a aquellos que alientan la violencia".

"Una cosa es que me desgarre ver, e imagino que también a la familia del alcalde Viola y del empresario Bultó, al terrorista que mato a su familia manifestándose en la Cibeles como si celebrara un triunfo deportivo y otra es que toleremos que Carlos Sastre vaya por los colegios de Cataluña a hablar a nuestros hijos de lo que tiene que ser el futuro de España", ha afirmado.

PROPUESTAS

Casado ha indicado que el PP no habla "desde el cabreo, hemos dado alternativas" y se ha preguntado que mientras el resto de partidos "qué proponen". "Somos un partido que por mucho que intenten decir que crispamos, todo lo contrario, alzamos la voz con lo que está pasando en España que es gravísimo, pero damos alternativas", ha asegurado.

Así, ha instado a poner soluciones y a que si el ciudadano "no quiere lo que vio ayer en Madrid lo que tiene que hacer es votar al único partido que puede evitarlo y que puede parar el desafío independentista que el Gobierno de Sánchez está tolerando porque lo necesita para seguir en la Moncloa".

Para Casado, el PP es un partido "construido en el sacrificio de nuestros héroes". "Es el partido de las manos blancas de José María Martín Carpena, de Alberto Jiménez Becerril, de Goyo Ordoñez, de Miguel Ángel Blanco y yo quiero esas manos blancas y no las amarillas de ayer reivindicando a Terra Lliure, que manchan nuestra unidad, la concordia, la Constitución", ha asegurado.

Casado ha defendido que estas elecciones no son "de trámite" sino que "nos jugamos nuestra historia, nuestro ser", añadiendo, además, que "no se puede gobernar España como a uno le sale de los decretos".