10 de diciembre de 2019
14 de marzo de 2009

Un científico niega que los restos que se custodian en el Faro a Colón de Santo Domingo sean del descubridor de América

MARBELLA (MÁLAGA), 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Sociología General y del Subdesarrollo Iberoamericano de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Mario Bonetti, aseguró que los restos colombinos que se custodian en el Faro a Colón de Santo Domingo, en la República Dominicana, no pertenecen a Cristóbal Colón.

El investigador dominicano participó en la última sesión de las I Jornadas Histórico-Científicas Colombinas que se celebran desde el pasado jueves en Marbella (Málaga) y que cuentan con especialistas procedentes de todo el mundo para esclarecer los misterios que rodean a la figura del descubridor de América.

"Cuando en 1877, 371 años después de su muerte, se hallaron los supuestos restos, se encontró un esqueleto completo", aseguró a Europa Press este historiador, que se apoya en la hipótesis de que en 1655 hubo un cambio de la urna donde permanecían los restos del descubridor de América. "Las inscripciones son propias del siglo XVII, por lo que hemos podido averiguar que cambiaron la urna", explicó.

En el interior "únicamente había cenizas", añadió Bonetti, quien consideró que "al cambiar el recipiente, trasladaron también el contenido", ya que cuando definitivamente se produce el hallazgo de los restos de Colón en 1877, "apareció un esqueleto casi completo".

Este detalle "se ha pasado por alto en la historia de mi país", aseguró el investigador, quien aseguró que en República Dominicana "me van a crucificar con estas declaraciones porque estos restos de Cristóbal Colón son parte de nuestra identidad nacional".

Bonetti representa al escaso sector de dominicanos que se muestra en contra de las tesis oficiales de República Dominicana en cuanto a la identificación de los restos colombinos, que se custodian en el Faro a Colón de San Domingo.

En este sentido, la delegada municipal de Cultura y Enseñanza, Carmen Díaz, elogió el trabajo de este investigador que "antepone la verdad científica e histórica, frente a los intereses políticos y culturales".

Asimismo, Bonetti también trató el carácter de Cristóbal Colón, con un trastorno de personalidad. "Tenía delirios de grandeza, lo que se denomina en la psiquiatría moderna, el yo glorioso y heroico, tal y como otros pacientes, como Stalin, Hitler y Sadam Huseim", concluyó.