19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 3 de mayo de 2014

    Condenan a un hombre por intentar violar a una mujer a la que atacó en la puerta de su casa

    MÁLAGA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia de Málaga ha condenado a cuatro años y medio de prisión a un hombre por intentar violar a una mujer a la que abordó cuando entraba en su casa. El acusado, que además deberá pagar 90.000 euros como indemnización a la víctima, fue identificado años después tras coincidir los restos biológicos recogidos en esta causa con otros de él que figuraban en otro caso.

    Los hechos sucedieron en marzo de 2007. Cuando la víctima iba a entrar en su domicilio, ubicado en una urbanización de la localidad malagueña de Vélez-Málaga, "sin percatarse de nada", fue cogida por detrás por el acusado, "quien le tapó la boca con la mano y se introdujo con ella en el interior de la vivienda", según se señala en la sentencia.

    Una vez dentro, se indica en la resolución a la que ha tenido acceso Europa Press, con la intención de tener relaciones sexuales, la cogió "con fuerza" y la llevó "contra su voluntad" a uno de los dormitorios, donde la tiró al suelo, la desnudó e intentó agredirla sexualmente, lo que no consiguió porque la víctima "forcejeó con su atacante", logrando librarse de él, que se dio a la fuga.

    Los restos biológicos y manchas recogidas en la ropa de la víctima fueron analizados por parte de la Policía Nacional, quedando archivados como anónimos, pero en otras actuaciones policiales en 2010, "por hechos similares", se efectuó una recogida de muestras del acusado que se analizaron igualmente, determinando la coincidencia entre ambas.

    Así, al hombre se le condena por un delito de agresión sexual en grado de tentativa. La víctima, la mujer, que le dio 20 euros para que la dejara y sufrió varias lesiones físicas y una crisis de ansiedad, expuso en el juicio oral los hechos de forma "verosímil y reiterada", a pesar de los nervios y, aunque no reconoció a su agresor, sí lo describió con "suficientes datos".

    Para la Sala existe, además, un dato objetivo de identificación del agresor como son las pruebas biológicas analizadas en 2007, que determinaron un perfil genético anónimo en ese momento, pero que se comparó con el obtenido en otras actuaciones por hechos muy semejantes, resultando una porcentaje de coincidencia que "da certeza de que pertenecía al mismo".

    Además de la pena de prisión y la indemnización de 90.280 euros por los daños físicos y morales causados, se le impone al acusado la prohibición de aproximarse a la víctima o comunicarse con ella por un periodo de cinco años superior a la condena establecida.