25 de mayo de 2019
31 de octubre de 2010

Condenan a un hombre por pegar a los padres de su pareja con quien mantenía una discusión

MÁLAGA, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia de Málaga ha condenado a un hombre a la pena de un año de prisión y al pago de una multa de 360 euros por pegar a los padres de su esposa, con la que el acusado estaba manteniendo una discusión en el domicilio de ambos en la capital malagueña.

Según se considera probado en la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, un día de marzo de 2008, la mujer del acusado llamó a sus progenitores para que fuesen a su domicilio, debido a que ella y el procesado estaban manteniendo una discusión y cuando llegaron los padres, el acusado salió de la casa con un cuchillo en la mano.

Con este arma, según se precisa en la resolución, el procesado "agredió" a su suegro, pinchándole en una parte de la espalda, en la zona izquierda, aunque no logró que el arma penetrara porque lo evitó la víctima. No obstante, le causó lesiones que curaron a los siete días tras una asistencia médica.

Acto seguido, se señala, golpeó a la madre de su pareja, a la que causó también lesiones. Estos hechos ocurrieron en presencia de los hijos la pareja. El fiscal calificó los hechos como un delito de lesiones y una falta de malos tratos, solicitando dos años de prisión, y la defensa se mostró de acuerdo.

"Pese a la conformidad expresada", la Sala ha rectificado la pena solicitada por el fiscal, sin modificar los hechos probados que fueron aceptados por el acusado, de forma que en lugar de a dos años, se le condena a un año de cárcel. Además, considera que se trata de un delito de lesiones en grado de tentativa.

Así, el Tribunal entiende que el procesado, con el arma utilizada, "podría haber causado al hombre lesiones graves de no haber conseguido la víctima esquivar la trayectoria", tal y como resulta acreditado en el informe médico forense, por lo que finalmente se le ocasionó al hombre lesiones leves.

Asimismo, y respecto a la mujer, los hechos son calificados por la Sala como una falta de lesiones, por la que solicita la multa de 360 euros. Además, se insta a que indemnicen al hombre con 210 euros y a la mujer con 300 euros como responsabilidad civil por las lesiones causadas.