19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 29 de junio de 2008

    Consulta.- Arenas afirma que ha llegado el momento de "pararle los pies" a Ibarretxe desde las instituciones y el TC

    MÁLAGA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del PP-A y vicesecretario Territorial del partido, Javier Arenas, criticó hoy que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, "se haya crecido por la tibieza y las medias tintas de José Luis Rodríguez Zapatero", al tiempo que consideró que "ya ha llegado el momento de pararle los pies desde el ámbito de las instituciones y acudiendo al Tribunal Constitucional".

    Arenas exigió al Gobierno central que cuando recurra el referéndum aprobado ayer por la Cámara vasca ante el Tribunal Constitucional, "solicite inmediatamente la suspensión de los acuerdos del Parlamento vasco, que han salido adelante con el apoyo de Batasuna, de los amigos de ETA".

    El líder de los populares andaluces, que participó en Málaga en una recogida de firmas para reclamar el tercer hospital para la capital, señaló que "ese plan es un auténtico desafío a la democracia y a la libertad de España".

    De igual modo, Arenas dejó claro que "la primera obligación de un gobernante es, como ocurre con todos los ciudadanos, respetar las leyes y, en estos momentos, Ibarretxe se las está saltando a la torera".

    El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que la Ley de Consulta que ha promovido el Ejecutivo vasco "no se va a celebrar" porque es "claramente inconstitucional", al tiempo que aseveró que Ibarretxe conoce perfectamente esa circunstancia, lo que denota que su impulso es "una apuesta electoral" de cara a los próximos comicios vascos.

    "El Gobierno vasco no puede poner urnas, no dispone de urnas ni de administración electoral, por tanto, ésa es una hipótesis que no se va a dar", enfatizó en una entrevista publicada por el diario 'El País'.

    Además, Rodríguez Zapatero reiteró la intención del Ejecutivo de recurrir el referéndum aprobado por la Cámara vasca ante el Tribunal Constitucional y se mostró convencido de que el Gobierno presidido por Ibarretxe acatará la resolución del alto tribunal.