20 de mayo de 2019
  • Domingo, 19 de Mayo
  • 18 de septiembre de 2010

    Crean un taller para jóvenes donde enseñan a prevenir el consumo de tabaco y explican sus efectos nocivos

    MÁLAGA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Ciencia Divertida ha creado un taller para jóvenes sobre la prevención de consumo de tabaco para explicar, y que los menores sean conscientes, de las nocivas consecuencias que el hábito de fumar acarrea a su salud.

    El taller, según apuntaron desde la organización a Europa Press, muestra de un modo sencillo los riesgos reales de la adicción al tabaco y las disfunciones de salud que trae consigo, en especial para los pulmones. De este modo, a través de test, experimentos científicos y juegos, los alumnos conocerán y "desmitificarán" un hábito muy extendido en la sociedad.

    Asimismo, el taller pretende que los alumnos conozcan el concepto de la trampa, el gancho y la antesala de una adicción de la que después, una vez que se cae, será "muy complicado escapar".

    Ciencia Divertida cuenta ahora mismo con un taller y un espectáculo, enfocados a participantes de 12 a 16 años para que aprendan que el tabaco perjudica la salud y sepan las consecuencias de fumar.

    Además dentro del taller se les explica cuál es la diferencia entre el uso del tabaco en la vida real y en las películas, se les enseña y comprueban que los pulmones no pueden funcionar igual cuando están afectados por el tabaco y se les muestra cómo funcionan los ciclos de la respiración, ya que muchas personas, "especialmente los más jóvenes, toman la decisión de empezar a fumar porque no tienen toda la información que deberían tener".

    EDUCACIÓN PARA LA VIDA

    Ciencia Divertida oferta programas de educación para la vida a los distintos organismos con el objetivo de dotar a la sociedad de un sistema eficaz de formación en asuntos sociales para niños y jóvenes.

    Este programa utiliza unas metodologías basadas en la participación constante de los estudiantes y en la presentación dramatizada de sus talleres, por lo que combinan una puesta en escena teatral, técnicas interrogativas dirigidas, interpretación e interacción.

    En concreto, disponen de dos tipos de programas como son los talleres de formación social para Infantil y Primaria y los de prevención de malos hábitos de consumo. Así, entre los primeros se encuentran 'Por jugar con fuego', que es de prevención de incendios; 'Una mente en expansión', con el que se fomenta la creatividad de los menores; 'A ver si me muevo', de movilidad sostenible, 'Esta no es la casa del terror', para la prevención de riesgos infantiles, y 'El dentífrico valioso' de higiene dental, entre otros.

    Por otro lado, entre los talleres de prevención de malos hábitos de consumo, que tiene una duración de 55 minutos y está destinado a jóvenes de entre nueve y 16 años, se encuentran el de la prevención del tabaquismo, drogodependencias y alcoholismo.