29 de noviembre de 2020
5 de febrero de 2020

Detenido en Málaga capital un conductor temerario que embistió a varios vehículos policiales durante una persecución

Detenido en Málaga capital un conductor temerario que embistió a varios vehículos policiales durante una persecución
Policía Local de Málaga, coche patrulla, barrio - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MÁLAGA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Policía Local de Málaga, en colaboración con agentes de la Policía Nacional, han detenido a un individuo natural y vecino de Antequera (Málaga) y de 35 años, como presunto autor de los delitos de conducción con temeridad manifiesta, daños, desobediencia, atentado y resistencia a agentes de la autoridad.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 03.00 horas de pasado 3 de enero, cuando una dotación de la Policía Local de Málaga que patrullaba en vehículo por calle Gran Bretaña observaron cómo el conductor de un turismo que circulaba por la rotonda situada en la intersección con Carretera Azucarera-Intelhorce, realizaba una maniobra extraña al percatarse de la presencia policial, observando además los agentes que conducía sin llevar puesto el cinturón de seguridad.

Los policías locales se colocaron en paralelo a dicho coche cuando circulaba hacia avenida José Ortega y Gasset, realizándole indicaciones tanto gestuales como a viva voz para que detuviese la marcha. Sin embargo, el conductor respondió no solo haciendo caso omiso, sino dirigiendo su coche hacia el vehículo policial con la intención de impactar contra él aunque el agente que conducía esquivó la maniobra temeraria del individuo.

SE PASÓ CUATRO SEMÁFOROS EN ROJO

Acto seguido, los policías locales activaron las indicaciones luminosas y acústicas del patrulla, comenzando a seguir al individuo, que huía conduciendo a gran velocidad por avenida José Ortega y Gasset sentido centro ciudad, tras lo que se dirigió desde calle La Orotava a calle París, y desde esta a Camino de Los Prados donde tomó nuevamente dirección hacia Carretera Azucarera-Intelhorce.

Durante este trayecto, el conductor llegó a rebasar hasta cuatro semáforos en fase roja, además de desobedecer varias señales de preferencia que le obligaban a ceder el paso, así como 'STOP', todo ello con el consecuente peligro que ocasionaba al resto de usuarios de la vía, han indicado.

Una vez en la intersección con carretera Azucarera-Intelhorce, el individuo continuó recto, circulando por la zona ajardinada de la rotonda y obligando con ello a varios conductores a frenar bruscamente para evitar la colisión.

Los policías locales que lo seguían fueron comunicando al resto de indicativos policiales de servicio la dirección de huida, sumándose a la persecución otras tres dotaciones de la Policía Local de Málaga y dos más de Policía Nacional, todas ellas con los sistemas acústicos y luminosos de los vehículos activados.

En su fuga, el conductor no dudaba en embestir a los vehículos policiales que le daban alcance, llegando a impactar contra varios de ellos. En el primer caso, siendo perseguido por avenida José Ortega y Gasset dirección Campanillas, embistió a un vehículo de Policía Nacional en dos ocasiones lateralmente y en la parte posterior cuando fue adelantado por este al intentar cortarle la trayectoria, provocando que se subiese a un bordillo y le estallara una de las ruedas.

Posteriormente, el individuo tomó la salida hacia la autovía A-7 dirección Antequera, donde volvió a ir en varias ocasiones a un vehículo de la Policía Local que le estaba dando alcance.

Finalmente tras hacer un cambio de sentido a la altura del área de descanso del pantano del Agujero para dirigirse nuevamente hacia Málaga, impactó de nuevo contra un vehículo de Policía Nacional, pero en esta ocasión giró sobre sí mismos y se detuvo definitivamente. El conductor, sin embargo, huyó corriendo, saltando una valla y siendo alcanzado unos metros más adelante, cuando corría por el arcén, por agentes de la Policía Local de Málaga, mostrando una fuerte resistencia activa a la acción policial, lanzando manotazos y patadas que no llegaron a impactar contra los agentes.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención del individuo y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial. Tanto el propio individuo como varios de los agentes que participaron en la persecución precisaron ser asistidos por personal sanitario con motivo de lesiones de diversa índole que no revistieron mayor gravedad.