20 de marzo de 2019
27 de julio de 2014

Detienen a un hombre por allanamiento de morada, lesiones, hurto y amenazas a agentes

MÁLAGA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Local de Málaga y del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a un hombre, natural y vecino de la capital y de 42 años, como presunto autor de varios hechos delictivos. Así, se le acusa de allanamiento de morada, lesiones, amenazas esgrimiendo un arma blanca, amenazas a agentes de la autoridad y hurto.

Según han informado desde ambos cuerpos policiales en un comunicado, los hechos ocurrieron alrededor de las 01.30 horas del 30 de junio en la barriada malagueña de Palma-Palmilla, cuando, al parecer, el inquilino de una vivienda mantuvo una discusión con un conocido y lo echó fuera del domicilio.

Tras esta discusión, parece ser que el individuo escaló por la fachada exterior hasta la ventana de la vivienda, forzó la reja y se adentró de nuevo en su interior. Así, ambos comenzaron a discutir y el individuo, presuntamente, cogió un palo con el que golpeó con fuerza en la cabeza al inquilino del piso. Según parece, acto seguido cogió un cuchillo, lo esgrimió y amenazó de muerte al otro hombre, por lo que éste tuvo que salir huyendo de la vivienda.

Varias dotaciones de ambos cuerpos llegaron hasta el lugar y pudieron observar cómo la víctima, un hombre de 58 años, "sangraba abundantemente por la cabeza" mientras que el otro individuo huía por la ventana por la que habría accedido al inmueble.

Los agentes --según han relatado-- se entrevistaron con el herido, solicitando la presencia de una ambulancia que, tras una primera asistencia, lo trasladó a un centro hospitalario para una valoración más exhaustiva de las lesiones que presentaba.

Tras ello, los policías localizaron dos cuchillos, uno de siete centímetros de hoja --en el rellano de la planta--, y otro de 26 centímetros que estaba oculto bajo los vehículos estacionados en las inmediaciones del bloque en cuestión.

Seguidamente, los agentes comenzaron a dar una batida por la zona para buscar al presunto autor de los hechos, que fue localizado oculto entre unos matorrales de un monte cercano. Según han precisado, estaba en las inmediaciones de una cabaña en la que, al parecer, el presunto agresor solía hospedarse.

Una vez reconocido por los policías como el individuo que huyó por la ventana, los agentes procedieron a la detención del mismo y a su traslado a dependencias policiales; siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.

Sin embargo, han indicado que en el transcurso de su traslado el individuo "no cesó de insultar y amenazar gravemente a los agentes que practicaron su detención y llevaron a cabo su custodia".

Además, durante el cacheo preventivo de seguridad que se le practicó, los policías le encontraron oculto entre sus ropas un pasaporte que pertenecía a una ciudadana americana que había denunciado la sustracción del mismo dos días antes. Por esto, junto al resto de delitos, el individuo quedó imputado por su presunta implicación en un hurto.

Para leer más