1 de marzo de 2021
12 de enero de 2014

Entreculturas anima a los malagueños a correr por la educación en la República Democrática del Congo

Entreculturas anima a los malagueños a correr por la educación en la República Democrática del Congo
EUROPA PRESS / ENTRECULTURAS

MÁLAGA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ciudad de Málaga se ha sumado a la III carrera solidaria que organiza la ONG jesuita Entreculturas bajo el lema 'Corre por una causa, corre por la educación' con el objetivo de recaudar fondos que irán destinados a mejorar el acceso a la educación y a la escolarización en la República Democrática del Congo.

Esta iniciativa surgió hace tres años con el fin de servir a diversas causas solidarias, fundamentalmente en Latinoamérica y África, si bien, es la primera vez que Málaga participa en la misma. En esta ocasión, según ha informado a Europa Press la presidenta de Entreculturas en Málaga, Rocío Rico, los fondos recaudados se dedicarán a la construcción de seis aulas en el norte del Congo, en la zona de Mweso, territorio de Masisi, perteneciente a la provincia de Kivu Norte, en cuyos campos de desplazados colaboran los jesuitas.

Además, estas aulas se dotarán de mobiliario escolar como pizarras, sillas, mesas, pupitres y material educativo, además de aseos. "Hay una gran cantidad de niños y no tienen espacio para tenerlos en la escuela, porque la gente ha tenido que huir por el conflicto civil", ha señalado.

En el evento participan ocho ciudades españolas. Así, la carrera tendrá lugar el próximo 2 de febrero en Málaga, Bahía de Cádiz, Sevilla, Murcia, León, Valladolid y Madrid, mientras que en Vigo se celebrará en mayo.

El plazo de inscripciones ya está abierto a través de la página web www.correporunacausa.org. En la capital malagueña la actividad se desarrollará en el estadio de atletismo, y los ganadores

Se espera que en Málaga participen unas 750 personas --160 niños y 590 adultos--. De este modo, la ONG tiene previsto recaudar entre 6.000 y 8.000 euros con esta carrera, entre inscripciones, patrocinadores y las actividades paralelas 'Únete al reto' y 'Dorsal cero'.

En total hay cuatro categorías en las que los participantes podrán inscribirse a partir de los seis años: 10 kilómetros para corredores de 18 años y más; cinco kilómetros para los que tengan entre 12 y 18 años; 1.000 metros para los niños de nueve, 10 y 11 años, y 300 metros para los de seis, siete y ocho años.

'ÚNETE AL RETO' Y 'CORRE DONDE QUIERAS'

Además, se puede participar en la iniciativa a través de la actividad 'Únete al reto', que consiste en patrocinar a un corredor, y 'Corre donde quieras' para que quienes estén interesados pero no residan en ninguna de las ciudades que acogerán el evento solidario puedan inscribirse, recibir su dorsal, y participar.

Asimismo, Entreculturas ha organizado otras actividades lúdicas para los más pequeños, que se realizarán en paralelo a la carrera. De esta forma, la idea es que los niños corran primero y que después puedan jugar y hacer distintas actividades en talleres con los voluntarios de la ONG en Málaga. "Nuestra intención es que sea un acto para las familias, además de solidario", ha afirmado Rico.

SENSIBILIZAR A LA POBLACIÓN

Esta carrera quiere sensibilizar a la población española sobre la educación en República Democrática del Congo, un país marcado por interrumpidos conflictos internos desde su independencia en 1960. La provincia de Kivu Norte, al este del país, es una de las que más ha sufrido las consecuencias de estos enfrentamientos, según la ONG.

"El territorio de Masisi se ve particularmente afectado por los continuos desplazamientos de la población", ha explicado. Concretamente, de los siete territorios que conforman la provincia, Massisi es el que más personas desplazadas víctimas de los conflictos acoge, unas 250.000. Esta situación de inestabilidad ha provocado que muchos desplazados internos no puedan recibir una educación de calidad.

Así, según Entreculturas, "las necesidades educativas son grandes", ya que, a la situación de conflicto se suma que los gastos derivados del mantenimiento de las infraestructuras y mobiliario educativo, la disponibilidad de medios educativos, o la formación continua del personal docente no están cubiertos por el Estado, sino abonados por las familias para la escolarización de sus niños y niñas.

"Todo ello en un contexto de inseguridad continua donde la propia infraestructura educativa, ya precaria por los años de falta de mantenimiento, está destruida en muchas localidades y aldeas", ha lamentado.