12 de noviembre de 2019
14 de julio de 2010

Ex edil dice que era innecesario contrastar pago con factura y que la seguridad la daba el interventor

MÁLAGA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ex edil de Marbella (Málaga) Rafael González, acusado en el caso 'Minutas', sobre las presuntas irregularidades en los encargos hechos por el Ayuntamiento marbellí al letrado José María del Nido, declaró hoy que era "innecesario" pedir los documentos de las facturas que se iban a aprobar, al asegurar que "el que lo tiene que contrastar y el que me da a mí la seguridad es el interventor si es un tema económico y el secretario si es jurídico".

González afirmó que "mi garantía era los dos técnicos que están por ley en la comisión" y precisó que la aprobación de los pagos se hacían de forma "automática cuando estaban bien". Insistió en que no los verificó con documentos porque "si me dicen que está bien, cómo puedo yo ir en contra de eso, ni yo ni ningún otro compañero", y apuntó que la documentación llegaría "desde Secretaría y en este caso desde Intervención".

El entonces concejal, que estuvo vinculado a la Concejalía de Hacienda, aseguró que "nunca" tuvo conocimiento de los reparos del interventor y aseguró que no pidió a este funcionario que le informara, aunque, según el fiscal, habría requerido que hiciera un informe por una minuta de otro letrado para un asunto "que no tiene nada que ver con Del Nido", dijo el edil, quien dudó de que se emitiera a su instancia y también de otros informes que "no tienen sello".

González dijo no recordar que estos reparos del interventor, que comparecerá como testigo, se elevaran al pleno y apuntó que "normalmente" no había inconvenientes. "En cuatro años que fui delegado de Hacienda firmé miles de mandamientos de pagos y jamás me puso un reparo porque puede tener la completa seguridad de que cualquier contratiempo que me hubiera puesto, habría dicho no firmo". Añadió que "siempre" firmó los mandamientos después del interventor.

Explicó que en cualquier tipo de pago, había un mandamiento de pago, un cheque si era pagado de esa forma o el documento de la transferencia, así como el decreto y la justificación. "Cuando se me presentaba eso, ya tenía que venir necesariamente firmado y conforme por el señor interventor", a quien, según reiteró, le correspondía "el control" previo a la aprobación del gasto.