21 de abril de 2019
  • Sábado, 20 de Abril
  • 18 de julio de 2010

    El hombre herido grave tras recibir un disparo con una escopeta de caza evoluciona favorablemente

    La Guardia Civil imputa a un cazador como presunto responsable del tiro que, accidentalmente, habría causado las lesiones a la víctima

    MÁLAGA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El hombre de 67 años que resultó herido grave al recibir un disparo en el pecho con una escopeta de caza permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Clínico Universitario de Málaga, aunque evoluciona favorablemente de las lesiones sufridas, indicaron a Europa Press fuentes sanitarias.

    Según la Guardia Civil, que se hizo cargo de la investigación, el hombre habría recibido un disparo accidental en una jornada de caza furtiva, siendo el autor del mismo, según publica hoy el diario 'SUR', un cazador amigo de la víctima, de unos 40 años y vecino de Guaro (Málaga), que ya ha sido imputado como presunto responsable de los hechos.

    El accidente tuvo lugar en la noche del pasado jueves en un paraje de Guaro, de donde también es vecino el herido, durante una cacería furtiva, al ser ahora época de veda. De todos modos, los agentes no han dado aún la investigación por concluida.

    La víctima, cuya identidad responde a las iniciales A.R.L., fue trasladada al Hospital Clínico de la capital desde el centro de salud de Coín (Málaga), donde fue llevado inicialmente por un grupo de hombres, que desaparecieron cuando el médico lo estaba examinando.

    A.R.L. presentaba varios impactos de postas en la zona del tórax y del abdomen, por lo que fue intervenido quirúrgicamente para extraerle los proyectiles, pasando después a la UCI y estando sujeto a ventilación mecánica.