20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 18 de octubre de 2014

    Iniciativa por Andalucía se unirá a Greenpeace para defender la Costa del Sol de las prospecciones

    MÁLAGA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Iniciativa por Andalucía, formación ecosocialista integrada en IULV-CA, se ha sumado a los movimientos sociales que alertan de "graves riesgos sísmicos y socioeconómicos" por las prospecciones y se subirá al barco de Greenpeace y a la flotilla que, este próximo domingo, mostrará su oposición a poner en marchar esta "técnica contaminante" en aguas de la Costa del Sol, en concreto en Mijas (Málaga), para buscar gas y petróleo.

    A través de un comunicado, Iniciativa por Andalucía ha alertado de que esta técnica, conocida como 'fracking', "genera riesgo de terremotos y acabará con la industria turística y pesquera en la Costa del Sol".

    En lo socioeconómico, desde la organización ecosocialista han indicado que "este modelo energético contaminante provocará la pérdida de miles de puestos de trabajos en el sector turístico de la Costa del Sol y en el caladero habitual de pesca de arrastre de los barcos pesqueros del litoral malagueño e influirá negativamente sobre el cambio climático y la salud de las personas".

    Esta técnica de obtención de gas del subsuelo "supera el nivel de emisiones del carbón", ha asegurado el ingeniero de minas y portavoz del área de ecología de Iniciativa por Andalucía, José Pedro Cabello, quien ha indicado que detrás de estas prospecciones "está el intento de las grandes multinacionales y del PP de frenar el desarrollo de energías limpias y evitar la democratización del actual modelo energético".

    Así, desde la formación han instado al PP a "retirar los permisos de prospección a Repsol para evitar que ocurra en Andalucía lo que ocurrió en Castor (Castellón), donde las perforaciones han provocado movimientos sísmicos y la empresa concesionaria del proyecto ha sido rescatada con 1.350 millones de euros de dinero público".

    Además, el representante de Iniciativa ha advertido "del peligro que supondría una fuga de productos contaminantes por accidente en las instalaciones subterráneas, la posibilidad de una explosión o incendio durante el transporte del material y el riesgo de terremotos debido a las altas presiones introducidas y a la rotura de la capa terrestre".

    Para leer más