20 de marzo de 2019
16 de mayo de 2010

IU pide celeridad en el traspaso de competencias sobre el litoral y asegura que "no se ha avanzado nada"

Castro dice que hay que acelerar la solución para evitar que se cometan "más abusos" en la costa

MÁLAGA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión de Turismo del Parlamento de Andalucía, José Antonio Castro, solicitó a los gobiernos central y autonómico celeridad en el traspaso de competencias sobre la gestión del litoral al Gobierno autonómico y aseguró que, tras casi un año del inicio de las conversaciones, "no se ha avanzado nada".

Fue en junio de 2009 cuando el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, pidió a su homólogo en el Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, la cesión de las competencias sobre las playas andaluzas a la región, en virtud del artículo 56 del Estatuto de Autonomía.

Castro, señaló, en declaraciones a Europa Press, que Andalucía debería tener ya las competencias en ordenación del litoral y criticó las voces que decían que los chiringuitos "corrían peligro y que se iba a acabar con ellos": "todo sigue igual".

Para el diputado de Izquierda Unida los "abusos" en el litoral "no se han eliminado" pero confió en que se acelere la solución a la problemática para evitar que se produzcan más. En este punto, lamentó que muchas instalaciones de playa no cumplan con los servicios que se les exigen y otras sobrepasen, por ejemplo, el número de metros que deben tener para desarrollar su actividad; "o que algunos se hayan convertido en discotecas de playa".

El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino sigue dando concesiones a los ayuntamientos para que, a su vez, se las otorguen a los empresarios de las instalaciones de playas. De hecho, en las últimas semanas se han concedido una docena, nueve en la capital y tres en la costa oriental y en la occidental.

Respecto a qué departamento debería llevar las competencias una vez que éstas pasen a manos del Ejecutivo autonómico, Castro señaló que este hecho "no es lo importante". "En un principio no nos importa dónde se ubiquen, siempre y cuando haya una comisión mixta o interdepartamental y que se cumplan los requisitos que han de tener", sentenció.

En Andalucía hay 2.000 instalaciones de playa, gran parte en Málaga, que emplean a unas 40.000 personas. En este sentido existen aproximadamente 800 chiringuitos que facturan alrededor de 500 millones de euros anuales y, además, son considerados como una "seña de identidad" de la región, no sólo para el disfrute de los turistas sino de los propios residentes.

La comisión de seguimiento de estos establecimientos se reunió a finales del pasado año, momento en el que el secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, confió en que el traspaso fuera efectivo en el primer trimestre de este año; de hecho, se constituyó la ponencia técnica para el traspaso sobre ordenación y gestión del litoral a la Comunidad Autónoma; aunque, de momento, ésta no se ha hecho efectiva. Todo ello mientras los empresarios de playa andaluces ven cómo se inicia la temporada sin que esta cuestión se haya resuelto.