22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 20 de julio de 2014

    Madre Coraje logra recaudar más de 15.800 euros para construir dos fuentes de agua y dos letrinas en Mozambique

    El proyecto, que beneficiará de forma directa a 2.040 personas, persigue crear hábitos de higiene comunitaria para reducir enfermedades

    MÁLAGA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La asociación Madre Coraje en Málaga ha conseguido recaudar 15.877 euros en su XI Cena Solidaria para construir dos fuentes de agua potable y dos letrinas en una aldea de Mozambique, con lo que se pretende beneficiar de forma directa a 2.040 personas.

    A pesar de la satisfacción por el dinero recaudado gracias a la solidaridad de las más de 700 personas, entre asistentes y voluntarios, que participaron en el evento, que había sido descrito por Madre Coraje como una 'Fiesta del Agua', la asociación ha señalado en un comunicado que aún faltan 1.628 euros para poder ejecutar la totalidad del proyecto, una cantidad que confía en reunir con la Fila Cero puesta para tal fin.

    Será en Machalucuane, en el país africano, donde se invertirán estos fondos económicos para llevar a cabo la construcción de dos fuentes de agua y dos letrinas de demostración. Madre Coraje espera que el proyecto, cuyo presupuesto total asciende a 17.505 euros, esté finalizado en el mes de marzo.

    El objetivo, tal y como han explicado, es crear hábitos de higiene comunitaria para reducir enfermedades, algo para lo cual Madre Coraje cuenta con la colaboración, como socio local, de la Asociación para el Desarrollo de las Comunidades Rurales.

    La mayoría de la población de esta aldea, ubicada en la provincia de Gaza, bebe agua de los pozos a cielo abierto construidos en moldes tradicionales, según ha manifestado la asociación.

    Por ello, se pretende mejorar el acceso de la población al agua potable y al saneamiento con la construcción de estas dos fuentes de agua con bomba, y de las dos letrinas de demostración para su posterior réplica por la población.

    Además con el proyecto se trata de crear una mayor conciencia de la población en relación a la higiene comunitaria con la dinamización y refuerzo de las capacidades en la comunidad a través de la educación del método STLC (Saneamiento Total Liderado por la Comunidad) y PHAST (Transformación Participativa en Higiene y Saneamiento).

    De este modo, la finalidad última es reducir las enfermedades derivadas de la ingestión de agua no tratada y de la inexistencia de saneamiento básico.

    RENOVADO EL CONVENIO CON EL AYUNTAMIENTO

    Por otro lado, la ONG y el Ayuntamiento de Málaga han renovado el convenio de colaboración entre ambas entidades para la recogida de residuos textiles y zapatos mediante contenedores específicos ubicados en la vía pública. El acuerdo fue suscrito el pasado viernes por el concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Raúl Jiménez, y por José María Laza García, en representación de Madre Coraje.

    Con este nuevo convenio, Madre Coraje se hace cargo también de los contenedores de los distritos de Bailén-Miraflores, Palma-Palmilla y Cruz de Humilladero, cuyo servicio hasta ahora era prestado por la Organización Social de Acción Humanitaria (OSAH). Así, la asociación gestionará a partir de ahora los 233 contenedores instalados por las diferentes zonas de la ciudad.

    Del mismo modo, el acuerdo contiene también una revisión de los precios por parte del Área de Medio Ambiente del Consistorio, estableciéndose el canon anual por contenedor/año en la cantidad de 500 euros, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, agregando que el dinero que se recauda por este concepto se destina a fines sociales.

    Además del beneficio social que conlleva el reciclaje de estos materiales, la medida supone una importante aportación de recursos para la ONG, y un beneficio considerable para el municipio en la gestión de la basura domiciliaria, ya que se estima que este tipo de residuos suponen al año unas 4.531 toneladas --una media de unos ocho kilos por persona--.

    La reducción de volumen de basura gestionada en los vertederos conlleva asimismo una reducción del gasto energético y de la contaminación que generan estos residuos, debido a que en su fabricación se emplean sustancias químicas nocivas.

    Para leer más