29 de marzo de 2020
19 de septiembre de 2008

Málaga.- El alcalde de Estepona se baja el sueldo un 20 por ciento y el resto de ediles un 5 por ciento

ESTEPONA (MALAGA), 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Estepona aprobó hoy la rebaja del sueldo del alcalde, David Valadez (PSOE) en un 20 por ciento respecto a lo que ganaba su antecesor en el cargo, Antonio Barrientos, en prisión tras la Operación 'Astapa'.

De este modo, Valadez percibirá al año 80.956,4 euros brutos anuales frente a los 97.147,68 que ganaba Barrientos, mientras que los ediles sin delegación percibirán 27.510 frente a los 28.885 anteriores. La rebaja en las nóminas de los miembros de la corporación supondrá a las arcas municipales un ahorro de 74.900 euros anuales.

El punto salió adelante a pesar de las críticas de la oposición. Desde las filas del Partido Estepona (PES) su único concejal, Juan Manuel Rodríguez aseguró que "no se ha bajado el sueldo. Se lo ha subido un 10 por ciento respecto a hace tres meses. Si no se lo hubiera subido, seguiría cobrando lo mismo que cuando era concejal de Bienestar Social y Personal".

Rodríguez se encuentra solo en el salón de plenos en representación del PES después del ingreso en prisión de José Ignacio Crespo y Manuel Reina en el marco de la Operación 'Astapa' y del abandono del grupo municipal de las ediles Carmen Ocaña y Francisca Bernal. Según el citado edil, la propuesta de Valadez es "populista" y planteó la posibilidad de que "todos los concejales cobren lo mismo con un porcentaje más para los que ostentan alguna delegación" y propuso que los ediles cobraran 500 euros.

Frente a estas declaraciones Valadez reprochó a Rodríguez que hablara de populismo "cuando usted está proponiendo que cobremos 500 euros y tiene a dos compañeros en prisión que se niegan a entregar su acta de concejal y han cobrado íntegramente la nómina del mes de agosto".

Según Valadez "el alcalde de Estepona va a cobrar un 20 por ciento menos le pese a quién le pese. Ahora, efectivamente, cobro más que hace dos meses, pero antes era concejal y ahora soy alcalde. Las responsabilidades son distintas", señaló. Además, según el regidor "como por distintas circunstancias no ha podido hacerse efectiva con anterioridad la rebaja de mi sueldo, he donado lo que he percibido de más en agosto a diferentes colectivos sociales del municipio".

Por su parte el PP presentó una enmienda a la propuesta presentada por el gobierno que, según el portavoz popular, Ignacio Mena, "supondría un ahorro extra de 35.000 euros anuales" y que implicaría aumentar en 14.490 euros brutos al año el sueldo que cobrará a partir de ahora la oposición.

Según el plan de los populares, "los concejales sin delegación o con delegación pero con dedicación parcial pasarían a cobrar 42.000 euros anuales, mientras que los ediles con delegación y dedicación exclusiva percibirían un 20 por ciento más, es decir, 51.400 euros, mientras que el alcalde ganaría un 30 por ciento más, es decir 55.040 euros".

Por su parte el edil no adscrito Francisco Zamorano, expulsado del PSOE tras ser imputado en el marco de la Operación 'Astapa', reprochó al alcalde que vaya a cobrar "lo mismo que el alcalde de Málaga" y se opuso al nombramiento del nuevo jefe de gabinete de alcaldía asegurando que la actual edil de Personal, Cristina Rodríguez (PSOE) "le amañó la plaza" para que, en 1999, pasara de cargo de confianza a personal fijo del Ayuntamiento siendo ella directora de recursos humanos y Francisco Zamorano concejal de Personal.

Según Zamorano, Rodríguez tenía, "mi firma delegada y amañó la plaza aprovechando que yo estaba fuera". Ante estas acusaciones la citada edil subrayó que ella tenía la firma delegada "para cuestiones menores pero en ningún caso podía firmar contratos laborales".

En el pleno de hoy se quedó sobre la mesa el punto referente al pago de dos expedientes extrajudiciales, así como la autorización a la Empresa Municipal de la Vivienda para solicitar un crédito para la construcción de 12 VPO en la barriada de Cancelada.