23 de enero de 2021
29 de julio de 2006

Málaga.- Arquitectos analizan el PGOU de Nerja y advierten de "un cierto vacío" en la previsión de infraestructuras

MALAGA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los grupos de trabajo creados por el Colegio Oficial de Arquitectos de Málaga para analizar las revisiones de los Planes Generales de Ordenación Urbana (PGOU) más importantes de la provincia, así como los Planes de Ordenación del Territorio (POT) de la Junta, han presentado sus propuestas al avance de la revisión del planeamiento de Nerja, al igual que ya lo hicieron el pasado mes de mayo al del municipio malagueño de Torremolinos y al documento aprobado inicialmente por el Ayuntamiento de Cártama.

El decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Málaga, Andrés Alvarez de Toledo, informó a Europa Press de que un grupo dirigido por el arquitecto Francisco San Martín se encargó del análisis del avance de la revisión del PGOU de Nerja, y expuso que, aunque es "un documento muy completo en la descripción del medio físico o en los aspectos medioambientales, en las posibilidades reales de las infraestructuras urbanas, actuales o futuras, para dotar de soporte a los nuevos crecimientos, se crea un cierto vacío de información y previsión". "Se abre una importante incógnita en cuanto a la capacidad real de llevarlo a la realidad", apostilló.

De igual modo, estos expertos establecieron que si bien en el texto del avance aparece una cierta teoría urbana de la forma de abordar las transformaciones en las ciudades medias, "la aplicación concreta se traduce en abrir ciertas expectativas de crecimiento urbano en los macroensanches de las huertas y del entorno de la fábrica de Maro, como zonas naturales para extender la urbanización, sin que en los modelos urbanos residenciales propuestos pueda apreciarse una cualificación de la imagen turística del municipio".

Así, subrayaron que "el equilibrio entre ciudad y territorio que aún se mantiene en Nerja entre suelos compactos urbanizados y huerta periurbana se desestima al apostar por un modelo de ensanche extensivo, de baja densidad, con ocupación importante de suelo y en tipologías de viviendas unifamiliares en parcelas urbanas, que generan un tejido urbano escaso de intensidad, diversidad de usos y complejidad".

"En un municipio como Nerja, con un importante nivel de protección medioambiental en su medio físico y natural, la cuestión sobre la forma de ocupar las antiguas huertas, especialmente en el entorno del Playazo, por la nueva urbanización, deja sobre la mesa la difícil ecuación que plantea el concepto de sostenibilidad, cuando se deben abordar las formas de crecimiento urbano para que éstos sean compatibles con el paisaje tradicional que constituye hoy el contrapunto de la forma de ciudad consolidada", señalaron.

CRECIMIENTO

En este sentido, resaltaron el modelo de crecimiento propuesto, dada "su importante extensión, que ocupa un suelo similar en tamaño a los núcleos urbanos de Nerja y Maro", cuando, por otra parte, se indica en el propio avance que "aún no se encuentra en ejecución la urbanización de los suelos de ensanche del vigente PGOU".

Este modelo extensivo de crecimiento, según afirmaron, se fundamenta exclusivamente en los ejes viarios estructurantes que ya existían en el anterior PGOU, salvo el desdoblamiento de la CN-340 --los expertos precisaron que sería mejor un nuevo eje urbano tipo bulevar-- entre Río Seco y Río Chíllar, a los que se añade el eje viario intermedio, que "carece de un trazado unificado" y que, considerando su conexión con la zona urbana del entorno de San Juan de Capistrano, dado el grado de consolidación existente, "parece más una intención que una realidad como posible alternativa de variante a la actual traza de la CN-340".

Por otra parte, los arquitectos de este grupo de trabajo apuntaron que en el documento de avance del planeamiento no se indica nada sobre la reserva de suelo turístico --hotelero-- a la que obliga el Plan de Ordenación del Territorio (POT) de la Costa del Sol Oriental.

Por último, y en relación con la actuación propuesta en los antiguos huertos de Carabeo, plantearon la reflexión de "si desistir de un espacio verde de parque urbano, menos construido, que aporte al conjunto del casco un elemento de equilibrio dotacional y cualifique su imagen turística, no es mejor opción que reproducir la solución de 'plaza dura', ajena en su escala al contexto urbano donde se inserta, introduciendo en la intervención una importante ruptura de la trama urbana y de la imagen tradicional de Nerja".