18 de agosto de 2019
11 de enero de 2009

Málaga.-Bancosol propone repartir vales entre gente con necesidades económicas para que puedan comer en bares del centro

El objetivo es que este proyecto pudiera empezar a desarrollarse a principios de febrero

MÁLAGA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Banco de Alimentos de la Costa del Sol (Bancosol) está elaborando un proyecto para repartir vales entre gente con necesidades económicas, de modo que puedan acceder de forma gratuita a una comida en establecimientos de restauración de la ciudad, especialmente, del centro. Para financiar esta iniciativa, necesitan la ayuda de entidades, instituciones y particulares, habiendo conseguido, por el momento, el apoyo inicial de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Málaga (Aehma).

El presidente de Bancosol y vicepresidente de la Federación Española de Bancos de Alimentos, Javier Peña, precisó que la situación actual está poniendo de manifiesto la existencia de "una pobreza un tanto atípica, que requiere nuevas y más amplias soluciones", al tiempo que informó de que, además de con Aehma, están en contacto también con entidades como Unicaja, siendo el objetivo que ésta cubriese económicamente los primeros tres meses del proyecto, pudiendo comenzar con el reparto de una media diaria de 100 comidas.

Según señaló Peña a Europa Press, también se trataría de contar con la colaboración, sobre todo en materia de difusión, voluntariado y asesoramiento, de organizaciones como Cáritas o la Agrupación de Cofradías de Málaga, que "mueve a una gran cantidad de personas", y de otras como la Cámara de Comercio.

APOYO DE LOS MALAGUEÑOS

A todos ellos se deberían de sumar los malagueños, que podrían colaborar en esta campaña con la compra de esos vales, que serían dados a la gente que, "dada la crisis económica actual, esté pasando por una difícil situación", según Peña. El propósito, subrayó, "es que este proyecto sea factible con la ayuda de todo el mundo".

Su intención es cerrar en este mes de enero un primer compromiso de colaboración, de modo que se pudieran empezar a repartir los vales a principios de febrero, ya que, como destacó, la situación económica actual y la falta de plazas en comedores sociales requiere una solución urgente.

Además, como apuntó el responsable de Bancosol, con esta iniciativa se conseguiría un doble objetivo, no sólo ofrecer una comida a personas que se encuentran en una situación económica complicada, sino también contribuir a que siga habiendo trabajo en los restaurantes y bares de Málaga.

Peña comentó también que la Obra Social de Unicaja está interesada en contar con un nuevo comedor social en Málaga, que cubriría otra zona de la ciudad, teniendo así "una red más completa", y permitiría, por tanto, aumentar las plazas actuales. Para ello se podría aprovechar algún edificio ya construido. De todos modos, especificó, se trata de una idea sin concretar y más a largo plazo que la de los vales.

COMERCIANTES

Por su parte, el presidente de Aehma y de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Málaga, Rafael Prado, consideró "magnífica" la idea de Bancosol y la trasladará a sus asociados para ver su opinión --en el centro hay más de 300 establecimientos, entre cafeterías, bares y restaurantes--. De todos modos, aseguró que "sí sería factible ofrecer menús a precios baratos, a seis o siete euros, por ejemplo".

De esta manera, según Prado, "se daría respuesta a personas que han perdido su trabajo, tienen un sueldo muy bajo o pensiones muy pequeñas y que ahora, con la crisis, están pasando por una situación muy difícil", por lo que indicó que, a priori, el sector de la restauración "estaría encantado de echar una mano para llevar a cabo esta idea tan loable".