28 de enero de 2021
29 de julio de 2006

Málaga.- La Dirección General de Tráfico instalará en Málaga nueve radares fijos entre 2006 y 2007, según PSOE

MALAGA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El diputado socialista Miguel Angel Heredia valoró hoy la licitación por parte de la Dirección General de Tráfico de las obras de instalación de cinemómetros en Málaga, por un valor de 1.251.548 euros y un plazo de ejecución de seis meses. De esta forma, durante el presente año se instalarán dos radares fijos, mientras que en 2007 se pondrán en funcionamiento otros siete, que se sumarán a los cinco que ya están operativos.

Heredia, que conoció estos datos tras ser publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE), subrayó que esta actuación se incluye dentro de la previsión del Ministerio del Interior de instalar un total de 14 radares fijos en las carreteras malagueñas hasta 2007.

El diputado socialista recordó en un comunicado que la Dirección General de Tráfico comenzó su Plan de Instalación de Radares Fijo en julio de 2005, teniendo como objetivo "servir de medida preventiva en la reducción de accidentes en los que la velocidad excesiva es el factor determinante".

En este sentido, Heredia apuntó que en julio de 2005 entraron en funcionamiento dos radares fijos en la provincia de Málaga, concretamente en la A-7 y en la A-45. En enero de 2006 lo hicieron otros tres, todos en la A-7.

Por otro lado, precisó que, según conoció en una reciente reunión con responsables de la Dirección General de Tráfico, desde julio de 2005 hasta el 10 de julio de 2006, se han controlado más de 15 millones de vehículos en la A7 y en la A-45.

Igualmente, aseguró que "la instalación de estos radares ha reducido drásticamente el número de infracciones por exceso de velocidad, concretamente en vehículos ligeros ha disminuido en un 99% y en vehículos pesados en un 96%".

En concreto, puntualizó que "en vehículos ligeros se ha pasado del 4,65% de infractores en julio de 2005 hasta el actual porcentaje del 0,04%", y en vehículos pesados "se ha pasado del 25,8% de infractores en julio de 2005 al 1,13% en julio de 2006". Asimismo, destacó que también se ha registrado el descenso de la velocidad media de los vehículos que pasaban por los radares instalados.

Por último, Heredia explicó que la finalidad del control de la velocidad de circulación "no es recaudadora, se trata de que a través de la advertencia se prevengan los accidentes".

En este sentido, indicó que la Dirección General de Tráfico ofrecerá a los conductores toda la información necesaria para que conozcan donde se pueden establecer los controles de velocidad, y señalizará anticipadamente la existencia de los puntos con radares mediante los paneles de información variable y mediante señalización fija. Además, se hará público el mapa con la situación de los radares fijos y se difundirá frecuentemente la estadística de resultados.