21 de marzo de 2019
25 de mayo de 2008

Málaga.- IU presentará una moción para exigir el cierre del CIE de Capuchinos y que se destine a equipamiento público

MÁLAGA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Málaga presentará una moción en el próximo pleno instando al Consistorio a que exija "el inmediato cierre" del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Capuchinos, atendiendo a "la situación de deterioro en que se encuentra el edificio y las nulas condiciones de habitabilidad en las que están las personas allí retenidas". De igual modo, se reclama que este inmueble se destine a uso público para esta "ya saturada" barriada, concretamente, a equipamiento social, educativo y zonas verdes.

Así lo expresó el portavoz de la coalición de izquierdas, Pedro Moreno Brenes, quien señaló a Europa Press que en España existen, en la actualidad, un total de 10 centros de internamiento de extranjeros, donde "muchos inmigrantes son encerrados como presos únicamente por haber cometido una irregularidad administrativa: no tener la documentación que se les exige para residir y trabajar en nuestro país".

Moreno Brenes añadió que a "la situación de injusticia en la que se encuentran estas personas, siendo privadas de libertad hasta 40 días sin haber cometido delito alguno, hay que añadir las nefastas condiciones en que son retenidas en estos centros y que han conllevado numerosas denuncias por parte de las organizaciones no gubernamentales, partidos políticos, observadores de la UE o instituciones como el Defensor del Pueblo".

Subrayó que la situación de los centros de internamiento en Andalucía no es mejor, siendo el de Capuchinos en Málaga uno de los pocos existentes, el más antiguo, y, probablemente, "uno de los que más escándalos ha provocado en la ciudad con numerosos incidentes y de enorme gravedad".

En este sentido, el concejal de Izquierda Unida destacó "las denuncias por abusos, las condiciones ruinosas del centro por su antigüedad y las continuas reformas, incendios, suicidios e intentos de suicidio, las malas condiciones higiénico-sanitarias, el hacinamiento --un informe de octubre de 2006 reveló que hay hasta 12 personas en habitaciones de 30 metros cuadrados--, los problemas con el estado de las comidas y con la atención sanitaria, la ausencia de intérprete y de trabajador social, etcétera".

"TRABAS" A LAS ONGs PARA ENTRAR.

Junto a ello, indicó "las numerosas trabas" puestas a las organizaciones sociales para acceder al centro y evaluar las condiciones del mismo y los internos, así como corroborar la corrección de las deficiencias o las mejoras anunciadas por el Gobierno central y que, en su mayoría, según aseguró, "siguen pendientes año tras año o, simplemente, no son posibles ante el gravísimo estado de ruina del edificio".

Precisamente, recordó que estos días se discute una iniciativa en la Unión Europea en relación con la ampliación del tiempo de internamiento en los centro de los países miembros, e, incluso, recogiendo la reclusión de menores no acompañados y otra serie de modificaciones, que tachó de "especialmente preocupantes", ya que suponen "un nuevo retroceso en materia de derechos humanos". Por otro lado, las organizaciones sociales han puesto en marcha también a nivel europeo movilizaciones y campañas para promover el cierre de estos centros.

Al respecto, el edil de IU hizo hincapié en el hecho de que el fiscal delegado de Extranjería de Málaga, Juan Bermejo Romero de Terreros, se haya sumado a las críticas lanzadas por las organizaciones de ayuda al inmigrante sobre el deteriorado estado del CIE de Málaga, y considere que el Gobierno debería cerrarlo y construir otro, en el que, además, se garanticen los derechos y obligaciones de los internos.